La Diputación destina 180.000 euros a servicios sociales

ICAL
-

Carnero destaca el esfuerzo de la institución provincial por atender las necesidades de los colectivos vulnerables y agradece la "labor encomiable" del tercer sector

La Diputación destina 180.000 euros a servicios sociales

El presidente de la diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, renovó este viernes en el Consistorio de Renedo de Esgueva los convenios de colaboración que mantiene la institución provincial con Cáritas Diocesana, el Banco de Alimentos y Cruz Roja, por los cuales cada entidad percibirá este año 60.000 euros, hasta un total de 180.000, para atender las necesidades de los colectivos vulnerables y en riesgo de exclusión social.

Carnero agradeció la “encomiable labor” que las entidades del tercer sector realizar para atender a los más necesitados, y destacó la “acción coordinada “ que realiza la Diputación de su mano. Además, aseguró que, al margen de las cantidades hoy acordadas, la institución que preside “siempre estará ahí” a lo largo del año si surge la necesidad de atender “otras colaboraciones puntuales”.

El presidente de la Diputación recordó que la colaboración con Cáritas y Cruz Roja se prolonga desde 2013, en un programa que se inició con el programa de ayudas destinadas al alquiler viviendas para familias en riesgo de desahucio y que, desde entonces se ha ido ampliando primero a colectivos especialmente vulnerables, como los refugiados y las mujeres víctimas de violencia de género,para luego ampliarlo a otros ámbitos de actuación como la formación en diferentes ámbitos para facilitar la integración de los colectivos en situación de vulnerabilidad o el programa de alimentación de escolares en períodos vacaciones.

Los convenios suscritos hoy con Cáritas y Cruz Roja mantienen los 120.000 euros de aportación de la Diputación de Valladolid, 60.000 euros para cada entidad. A lo largo de la actual legislatura la cifra se eleva hasta los 480.000 euros, que han permitido dar respuesta a las necesidades de vivienda de 41 personas y familias de colectivos en especial situación de vulnerabilidad, entre ellas 3 mujeres víctimas de violencia de género. Junto a ello, se han realizado acciones formativas con más de 200 personas, además de atender a las necesidades de alimentación infantil de los alumnos durante los períodos de vacaciones escolares.

En cuanto al convenio con Banco de Alimentos, también por importe de 60.000 euros, da continuidad a la colaboración iniciada en 2014 y se destina a sufragar los gastos corrientes necesarios para la recogida, selección, almacenamiento y distribución de alimentos en nuestra provincia. La distribución se realiza a través de más de 70 entidades y el pasado año se alcanzó la cifra de 4.492 beneficiarios en la provincia. El convenio facilita, además, la adquisición de los alimentos más demandados por las familias usuarias, principalmente productos infantiles, productos frescos y perecederos. la cifra total destinada a banco de Alimentos en este mandato alcanza los 278.000 euros.

El director de Cáritas Diocesana de Valladolid, Guenther Boelhoff, aseguró que la firma suscrita hoy es “una buena y exitosa práctica de trabajo conjunto, con el objetivo de ofrecer “la mejor y más eficaz respuesta a las necesidades de las personas y familias que todavía no han logrado salir de la crisis”.

Tras recordar que Cáritas está presente en la provincia de Valladolid a través de quince puntos de atención, señalo que lo que buscan es “no prestar solo asistencialismo sino acompañamiento” a quienes quieren salir de su situación de vulnerabilidad. Además, apuntó que el 50 por ciento de los destinatarios de sus ayudas son mujeres víctimas de violencia de género, y recalcó que la formación es una “herramienta idónea” para salir de la vulnerabilidad en el medio rural.

Por su parte, el presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Valladolid, Jesús Mediavilla, destacó que de los 4.492 beneficiarios de sus servicios en la provincia de Valladolid el pasado año, alrededor de 1.200 eran niños, que necesitan una “dieta equilibrada” que garantice su crecimiento de una forma sana. En ese sentido, recordó que cuentan con la colaboración de “una nutricionista de primer nivel”, como Margarita Alonso Franch, que estructura las necesidades que el Banco tiene para atender una alimentación equilibrada de sus usuarios, para lo cual dividen los alimentos entre primarios, secundarios y terciarios.

Por último, el presidente de Cruz Roja Provincial, Eduardo Sánchez, aplaudió la “sensibilidad, disposición y compromiso” de la Diputación de Valladolid, en un tiempo en el cual “la crisis está remitiendo pero aún hay muchas familias en una situación socioeconómica asfixiante”. Según apuntó, desde Cruz Roja prestan “especial atención a la pobreza infantil”, algo que es posible gracias a la “agilidad” y a la “flexibilidad ante las necesidades emergentes de la institución provincial”. Asimismo, agradeció la “complementariedad del trabajo que a su lado realizan Cáritas y Banco de Alimentos” para ayudar a las personas en riesgo de exclusión.