Un hito sanitario con sello autonómico

SPC
-

El Hospital Clínico de Valladolid realiza el primer implante en el mundo de dos prótesis cardíacas sin cirugía abierta para sustituir dos válvulas

El jefe del Servicio de Cardiología delClínico de Valladolid, Alberto San Román (I), junto al doctor Ignacio Amat. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El Hospital Clínico de Valladolid ha realizado el primer implante en el mundo de dos prótesis cardíacas a través de catéter, lo que ha permitido que no fuera necesaria la cirugía, para la sustitución de dos válvulas de un mismo paciente que se encontraban dañadas. Esta técnica ofrece a partir de ahora la posibilidad de dar soluciones sanitarias que hasta el momento no tenían los enfermos con problemas de valvulopatías.
El doctor Amat, uno de los integrantes del equipo que ha desarrollado esta investigación durante más de una década, explicó que este «caso novedoso» se ha desarrollado gracias al empleo de tecnologías que no son nuevas, pero que se han aplicado a «un problema que hasta ahora no se trataba así». Para proceder a la aplicación del tratamiento se desarrollaron previamente investigaciones con escáner y pruebas de imagen, y para tener una certeza plena del funcionamiento, se recurrió a la impresión en 3D y a simulaciones de realidad virtual para comprobar que las prótesis se comportaban como se esperaba.
«La respuesta fue la misma que en el modelo en 3D», declaró el doctor Amat, quien explicó que es la primera vez en todo el mundo que se interviene a una persona de dos válvulas del corazón que se encuentran en mal estado. «Es un paciente con insuficiencia cardíaca y pudimos tratar sus dos válvulas -en dos intervenciones- con dos prótesis introducidas mediante un catéter», aclaró. Esta solución ofrece a corto plazo una alternativa de tratamiento a pacientes con este problema y que tienen un elevado riesgo de ser sometidos a cirugía abierta, y a medio y largo plazo es posible que permita evitar la cirugía abierta en la mayoría de los pacientes.
Otros logros

También en el Hospital Clínico de Valladolid se han llevado a cabo dos implantes por primera vez en España de prótesis cardíacas. El primero de ellos corresponde a una prótesis valvular aórtica a través de catéter, que ofrece «nuevas ventajas» como el hecho de que resulta «más finita, menos agresiva», el paciente está despierto y solo es anestesiado en la piel y se le puede reemplazar la válvula «de forma mucho menos invasiva y con menor riesgo».
El doctor Amat incidió en que muchos pacientes que han sido intervenidos previamente de una válvula aórtica no era conveniente que se sometieran a una segunda operación para intervenir en otra válvula ante el riesgo que conllevaría. Estimó que aproximadamente una quinta parte de los pacientes a los que hay que poner una prótesis aórtica necesitarían intervenir también sobre la válvula mitral, pero «no se está haciendo», aunque con estos avances, existe «un porcentaje importante de pacientes» a los que ahora se podrá ofrecer «esta alternativa».
Según los estudios realizados, más de 2.000 pacientes de ocho hospitales españoles que se habían sometido a prótesis aórtica en un periodo de tres años, casi 200 desarrollaban un problema en la válvula mitral, pero no era posible ofrecerles más alternativas que ahora sí que existen para este tipo de enfermos. La tercera de las intervenciones corresponde a un implante de una prótesis cardíaca para el tratamiento de la insuficiencia de la válvula tricúspide.