scorecardresearch

El Recoletas, a por la Copa a Sant Quirze

D.V.
-

Los gladiadores azules afrontarán este miércoles la eliminatoria copera a partido único en pista del conjunto de Plata con los mismos jugadores que vencieron brillantemente a Granollers. Pisonero asegura que se van a tomar muy en serio esta cita

Pablo Herrero.

El Recoletas Atlético Valladolid se ha desplazado este martes a primera hora de la mañana hasta tierras catalanas para disputar este miércoles, desde las 20:30 horas a partido único (Pabellón Municipal de Sant Quirze del Vallés), la eliminatoria de la Copa del Rey ante el Handbol Sant Quirze, equipo que milita en el Grupo B de la División de Honor Plata.

Tras la excelente victoria del sábado pasado ante el Fraikin Granollers (37-36) en la Liga Sacyr Asobal, el Recoletas se centra ahora en la Copa del Rey con el objetivo de pasar a la tercera eliminatoria de un torneo al que los gladiadores azules vuelven ilusionados, después de no disputarse la pasada temporada las fases previas y solo acceder los participantes a la fase final por clasificación directa a la conclusión de la primera vuelta de la liga. El Recoletas disputó su último compromiso de Copa hace casi 2 años, fue en pista del Helvetia Anaitasuna el 2 de febrero de 2020 (4ª ronda).

Los pucelanos, como subraya el técnico David Pisonero, afrontan muy responsabilizados esta eliminatoria, ya que es muy importante deportivamente tanto para el equipo como para el club. Por ello, la expedición la componen los mismos 16 jugadores que superaron a Granollers en Huerta del Rey incluyendo al juvenil Pablo Herrero, autor del gol decisivo en el encuentro, y al extremo derecho Sergio Casares. Por tanto, seguirán siendo bajas los centrales Borja Méndez, Diego Camino y el canterano Alejandro Pisonero.

El rival, Handbol Sant Quirze, ocupa la 6ª plaza del Grupo B de División de Honor Plata sumando 10 puntos con 4 victorias, 2 empates y 4 derrotas. En la primera ronda de la vigente Copa del Rey celebrada también a partido único, eliminó al Acanor Novás Valinox del otro grupo, el A, de la misma categoría que los catalanes, superándole como local (35-32).

El Sant Quirze cuenta con algún jugador que ha militado en Asobal, como el veterano pivote de 38 años Ricard Reig que es su máximo goleador (45 tantos, 5º mejor del grupo), y con otros integrantes destacados como Marc García Montolio (3,4 goles de media) o Natan Moreno (3,1). Está entrenado por un técnico de mucha experiencia como es Josep María Guiteras, quién dirigiera al Granollers en los años 90. El conjunto de la comarca del Vallés, una zona con mucha tradición de balonmano, había acumulado una racha positiva de tres triunfos consecutivos en liga, pero este pasado sábado cayó derrotado en su cancha por la Unió Esportiva Sarrià (29-36).

El entrenador del Recoletas, David Pisonero, analizaba así este compromiso de la XLVII Copa del Rey: "Es una eliminatoria arriesgada y un equipo complicado en su casa, pero tenemos que poner delante nuestra categoría e imponernos. Ellos son un equipo seguramente sin estrellas pero muy conjuntado, con jugadores muy versátiles y que juegan con rápidas transiciones. Cuentan con jugadores como Moreno, Blanco, Estirado o Ricard Reig que nos van a poner las cosas difíciles".

El técnico pucelano subraya que el equipo valora mucho la Copa y afronta con ganas el choque, ya que "es una competición que queremos disputar y disfrutar, no vamos a especular porque queremos ganar, así que vamos con los mismos que jugaron el sábado y nos nos vamos a guardar nada para el partido contra Bidasoa. La marcamos como una fecha primordial para el club y para la plantilla y en el campo queremos imponer nuestro ritmo y que actúen el mayor número de jugadores posible, aunque ponerlo en práctica no va a ser tan fácil".

Después de jugar en Sant Quirze, el Recoletas culminará su recorrido en la primera vuelta de la Liga Sacyr Asobal este sábado en Huerta del Rey a las 17:00 horas ante Bidasoa Irún (LaLiga Sports TV), recuperando de este modo el choque de la jornada 13 que se aplazó en su momento debido a los casos de covid-19 detectados en el equipo guipuzcoano.