Puente reprocha a Auvasa que rechace medidas de flexibilidad

D.V.
-

El alcalde asegura que el Comité de Empresa ha rechazado "sistemáticamente" las propuestas de la compañía para aplicar medidas de flexibilidad laboral

Una autobús de Auvasa. - Foto: D.V.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha criticado este jueves que el Comité de Empresa de Auvasa haya rechazado "sistemáticamente" las propuestas de la compañía para aplicar medidas de flexibilidad laboral y les ha reprochado que la situación de la plantilla "no tiene nada que ver" con la que afrontan otros españoles, ya que ha apuntado que 269 de los cerca de 500 empleados "han cobrado el 100 por ciento de su salario y los complementos" durante el estado de alarma sin haber trabajado.

Así lo ha expresado Puente este jueves al ser preguntado por una decisión de la Inspección de trabajo de requerir a Auvasa que restaure de manera inmediata los horarios habituales de sus trabajadores, tal y como ha informado la prensa local.

El regidor vallisoletano ha apuntado su visión sobre la situación de Auvasa como consecuencia de la crisis sanitaria y económica que ha causado el coronavirus y que se prevé que vaya a provocar, a lo largo del año 2020 un descenso del 55 por ciento de la cifra de viajeros transportados por Auvasa y un déficit presupuestario de más de 5 millones de euros.

Mientras tanto, ha afirmado el alcalde, buena parte de los trabajadores ha cobrado durante los meses más duros de la pandemia "5.500 jornadas" de permiso retribuido a pesar de no trabajar. Puente ha situado la cifra en 269 empleados, más de la mitad de la plantilla, que han percibido la integridad de sus salarios, además de los "cómputos de jornadas" y los "complementos salariales incluso por cosas que no han realizado".

Así, todo ello, sumado a los costes de las medidas de seguridad sanitaria y el mantenimiento de una oferta de autobuses "muy por encima de la demanda" ha conllevado un "agujero de tesorería" mientras los trabajadores "no han tenido consecuencias" ni han visto modificado su salario.

Todo ello, ha apuntado Puente lleva ahora a la empresa al momento de "negociar determinadas cosas".

Además, ha recordado que no se ha podido aplicar el ERTE que solicitó Auvasa a finales de mayo porque "la plantilla se opuso" --cabe recordar que el Ayuntamiento anunció en su día que un centenar de trabajadores se habían presentado voluntarios para entrar en el ERTE, en el que se les iba a mantener el 100 por ciento del sueldo-- y la Junta de Castilla y León lo denegó.

El alcalde ha explicado que la empresa proponía medidas de flexibilidad, como el establecimiento de nuevos turnos, que implique convertir un turno existente en continuado para poder adelantar la entrada, o retrasarla una hora, la reducción de las horas extras o la modificación de las jornadas de descanso en un día al mes.

El Comité de Empresa, según Puente, ha dado una "negativa cerrada" a la empresa, por lo que apunta que han recurrido "a la negociación individual".

Asimismo, ha añadido que las propuestas del Comité de Empresa han sido "subir la tarifa, eliminar bonos sociales, reclamar la subida salarial" o que el Ayuntamiento de Valladolid destinara a la empresa "parte de los fondos que utiliza para hacer frente a las consecuencias de la pandemia en diferente sectores y colectivos sociales afectados".

La Dirección de la Empresa, según un comunicado difundido posteriormente por el Ayuntamiento, valora que en la actual situación de crisis social "no sería ni socialmente apropiado ni eficiente la subida de tarifas o la eliminación de los bonos sociales que tienen como destinatarios, precisamente, a los más castigados por la crisis".

Además, recalcan que la reclamación por parte del Comité de Empresa de una subida salarial "en la actual crisis que vive la empresa, la exigencia de renuncia a inversiones que tienen como finalidad reducir los gastos de la empresa o la reclamación de prejubilaciones en condiciones ventajosas" han llevado a la Dirección a pedir de su Comité mayor responsabilidad "con la mayor crisis que ha vivido Auvasa y con el conjunto de la sociedad vallisoletana".

Esta situación, según la Dirección, exige tomar "decisiones extraordinarias, pero temporales y seguramente recuperables, simplemente requiere de flexibilidad hasta superar la actual situación, que se superará juntos pues no hay otra manera".

Solo esta flexibilidad, han recalcado, "puede evitar situaciones más drásticas en el futuro, es un ejercicio de responsabilidad con el conjunto de la plantilla, actuar cuando aún hay margen para ello".

Así, la Dirección de Auvasa ha incidido en que continúa "abierta a trabajar de forma conjunta, honesta, transparente y constructiva con el Comité de Empresa, huyendo de enfrentamientos estériles en los medios y evitando judicializar sistemáticamente toda relación".

"El momento actual y la sostenibilidad del transporte público de la ciudad nos lo exige a todos", han concluido.