scorecardresearch

Cada vez menos explotaciones, más grandes y en la zona sureste

R.G.R
-

El Censo Agrario del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que están registradas 9.241 fincas agrícolas y ganaderas en la provincia frente a las 10.077 de 2009. La superficie que ocupan es de 607.639 hectáreas

A1-10848200.JPG - Foto: Jonathan Tajes

El Censo Agrario publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en días recientes pone de manifiesto la realidad del campo vallisoletano. Explotaciones que se cierran donde no existe relevo generacional por falta de ingresos suficientes. Los pueblos continúan despoblándose y ni la agricultura ni la ganadería son capaces de contar con el atractivo suficiente para aguantar el 'tirón' de las grandes ciudades. 

Las cifras ponen de manifiesto que en Valladolid existen 9.361 explotaciones frente a las 10.077 que estaban registradas en la provincia durante el año 2009, lo que supone un descenso del 7 por ciento. Poco a poco, la sangría para el campo vallisoletano ha sido constante. 

Las organizaciones sindicales agrarias tienen claro que son dos los factores que provocan esta disminución; la escasa rentabilidad del sector y la falta de relevo generacional. Estos dos motivos llevan a no querer continuar en ocasiones con el legado familiar. Tierras o animales que pasan en la mayoría de las ocasiones a manos de otro trabajador del sector. Las explotaciones se concentran cada vez en menos manos y se hacen más extensas. 

En concreto, la superficie cultivada en 2009 era de 639.177 hectáreas, un cinco por ciento más que en el año 2020, cuando Valladolid aglutinaba el 11 por ciento de todas las tierras que se explotaban en Castilla y León (5.277.137 hectáreas). Es la zona sureste de la provincia la que cuenta con mayor número de fincas agrarias y ganaderas, aunque con escasa diferencia con el resto de partes de la provincia. 

En concreto, el INE divide Valladolid en cuatro zonas: sur, sueste, centro y Tierra de Campos. En las dos primeras estaban registradas a comienzos de la década 4.785, que contaban con una superficie de 251.264 hectáreas, mientras que el centro y el norte de la provincia cuentan con 4.456 fincas agrarias, pero con una extensión utilizada de 356.374. Esto se debe a que la comarca de Tierra de Campos aglutina la mayor parte de las explotaciones dedicadas a cultivo de secano, más extensas.  

A nivel nacional, el número de explotaciones agrícolas se redujo un 7,6% en el año 2020 respecto al anterior censo, de 2009, hasta las 914.871 explotaciones. Por su parte, la Superficie Agrícola Utilizada (SAU) estimada fue de 23,9 millones de hectáreas, con un aumento un 0,7%. Es decir, la tierra se concentra en menos manos y las explotaciones son cada vez más grandes.