Susto de gran altura

SPC
-
Imagen del operativo de búsqueda organizado en los Picos de Europa - Foto: Ical

Un fuerte despliegue localiza a un niño de 13 años que se pasó 24 horas desaparecido en los Picos de Europa por un enfado con sus padres

Los más de 2.500 metros de altitud que tienen los Picos de Europa, en la frontera entre León y Asturias, fueron ayer el escenario de un enorme susto que puedo acabar en tragedia después de que un menor de 13 años se pasase más de 24 horas desaparecido en los escarpados picos de la cordillera. Posiblemente, un enfado con sus progenitores derivó en un fuga del refugio que terminó con el pequeño desorientado en mitad de la montaña. Finalmente, la historia se quedó en un susto después de que a primera hora del medio día de ayer se anunciará que el niño de 13 años desaparecido en la vertiente leonesa de los Picos de Europa había sido localizado «en buen estado de salud».
El menor, residente con su familia en Gijón, se encontraba junto a sus padres en el refugio de Collado Jermoso pasando unos días en la montaña, en la zona leonesa de los Picos de Europa, cuando éstos se dieron cuenta este lunes por la mañana de que el pequeño ya no estaba y alertaron de su desaparición, lo que propició un dispositivo de búsqueda, informa Efe.
El muchacho estaba en un espacio no muy alejado del lugar de partida pero de difícil acceso y el helicóptero no pudo acceder en un primer momento por las fuertes ráfagas de viento. Posteriormente, el chava fue evacuado a una zona más accesible hasta donde llegó la aeronave para trasladarlo después al centro de salud de Riaño.
El menor se encontraba en perfecto estado de salud, pero agotado físicamente. La delegada del Gobierno, Mercedes Martín, explicó que hay «especulaciones» que apuntan a que el adolescente puede haberse ido voluntariamente, posiblemente enfadado por alguna causa, y se desorientó.
En la búsqueda y localización participaron unidades de la Comandancia de la Guardia Civil en Castilla y León, Principado de Asturias, Cantabria y Galicia, así como personal del refugio de Collado Jermoso. En total, más de veinticinco agentes del instituto armado fueron desplegados en la zona montañosa para participar en las tareas de rastreo, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno en León.