CyL reclama la inclusión "como un arma más" de integración

SPC
-
El consejero de Educación, Fernando Rey, y el presidente de Cermi, Juan Pérez, asisten a la inauguración de la II Jornada de Educación Inclusiva en Castilla y León 'Creamos Educación Inclusiva'. - Foto: Ical

El consejero de Educación inaugura la II Jornada 'Creamos educación inclusiva' para la exposición de buenas prácticas en la materia en el sistema educativo de la Comunidad

El presidente del Comité Autonómico de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad en Castilla y León (Cermi), Juan Pérez, volvió a mostrarse “totalmente en contra” del cierre de los centros de educación especial y reivindicó que la inclusión educativa sea “un arma más de la inclusión total y global” que se persigue para las personas con discapacidad. Sin embargo, abogó por el mantenimiento de los centros de educación especial y su dotación “de las necesidades y recursos necesarios” hasta que no se desarrollen los procesos “adecuados” para que la inclusión en los centros ordinarios sea “efectiva, real y con letras mayúsculas”.

Así lo puso de manifiesto en los instantes previos al inicio de la II Jornada 'Creamos educación inclusiva' organizada en la sede de las Cortes de Castilla y León en colaboración con el Gobierno autonómico, donde profesorado de la Comunidad y expertos en educación inclusiva han puesto de manifiesto buenas prácticas en la materia además de que se ha reflexionado sobre la experiencia en el sistema educativo en la Comunidad.

En relación a las voces que apuntan a 2025 como posible fecha para la desaparición de los centros de educación especial, Pérez incidió en que “no puede ser una fecha marcada a mármol y definitiva”, sino que defendió que el proceso de integración se tiene que llevar a cabo “en el tiempo” pero, sobre todo, de manera “pausada y ordenada” sin tener presente una fecha concreta. “Ojalá esa integración fuera en esa fecha”, expresó Pérez, quien insistió en que lo más importantes es “que cuando llegue, lo haga con todas las garantías”, indicó en declaraciones recogidas por Ical.

El consejero de Educación, Fernando Rey, explicó el cambio de visión del modelo porque la visión del sistema educativo preocupado por los jóvenes con discapacidad es “el enfoque antiguo”, mientras que actualmente se percibe la inclusión como “una manera de entender las relaciones entre profesores, familia y alumnos totalmente diferente a lo habitual”. Rey incidió en que el “foco” de la educación inclusiva no son los escolares con discapacidad o con dificultades, sino que “pasa a ser cada niño” con sus necesidades concretas, a´si como la manera de habilitar los recursos disponibles para “acompañar a cada escolar para que dé su mejor versión”.

En este sentido, el consejero reconoció que la Junta está llevando a cabo “muchísimo esfuerzo” a lo largo de toda la legislatura con el desarrollo del Plan de Atención a la Diversidad 2017-2022. Rey recalcó la postura de Castilla y León a favor de los centros de educación especial como un recurso más en atención a los escolares que requieran ese recurso, y no otros, y siempre en función de la libertad de elección de los padres.

“Los centros de educación especial suelen tener más profesionales que escolares”, explicó Rey, quien apostilló que el cuidado “es máximo” y los padres que confían a sus hijos a esos centros escolares, bien sean de carácter público o privado, están “muy satisfechos”. Además, el consejero, que instó a “hacer las cosas bien”, matizó que eso no significa que un centro de educación especial vaya “en contra de la inclusión” ni que sea posible la organización de un centro de educación especial “totalmente al margen del sistema ordinario”.

Por último, el consejero de Educación hizo alusión a las palabras de la ministra de Educación en relación a los centros de educación especial, que a su juicio mostró una opinión “no suficientemente reflexionada” algo a lo que dijo “acostumbrarnos como en otros tantos temas” como cuando atacó “un poco absurdamente” a la escuela concertada, finalizó.

La jornada

Tras la inauguración por parte del consejero de Educación y el presidente de CERMI Castilla y León, se expusieron las buenas prácticas en educación inclusiva de la Asociación Alfaem de Astorga (León) con su trabajo ‘Luchando contra el estigma en el Huerto Escolar’; ‘Juntos al cole’, desarrollada por el CEE ‘San Nicolás de Bari’ de León, el CEE ‘San Juan de Dios’ y el CEE ‘El Pino de Obregón’ de Valladolid; ‘Cole punto más’ del CEE ‘El Pino de Obregón’ de Valladolid y ‘Yo también uso TIC’, puesta en marcha por el CEE ‘La Luz’ de León.

Posteriormente, el delegado de Derechos Humanos y para la Convención de CERMI, Jesús Martín Blanco, impartió una ponencia, que dio paso a una segunda exposición de buenas prácticas. En esta ocasión, explicaron sus experiencias e iniciativas el CEE ‘El Alba’ de Burgos con ‘Patios inclusivos’; la Asociación AFEMC de Salamanca dio a conocer su programa de apoyo preventivo a la infancia y adolescencia en situación de riesgo; la asociación ‘El Puente’ de Valladolid mostró sus actuaciones en materia de una construcción de salud mental positiva a través de la educación; Autismo Burgos dio a conocer su investigación sobre este trastorno y, finalmente, ONCE Castilla y León, explicó el método de alfabetización braille inclusivo, denominado ‘Braitico’.