El CBC Valladolid ve muy difícil volver a jugar

M.B
-

La Federación decide el lunes si finalmente se acaba la Liga con playoff o concede las dos plazas en la ACB a Carramibre y Delteco. «Solo tenemos 5 jugadores», señala Hansen

Mike Torres y Sergio de la Fuente, en el encuentro liguero del Carramimbre ante Delteco. - Foto: CBC Valladolid

Muy complicado, por no decir imposible. Así ven en el seno del Carramimbre CBC Valladolid la posibilidad de retomar la competición y acabar la LEB Oro sobre la pista, como quiere la Federación Española. La realidad es que hasta este lunes, 25 de mayo, no se conocerá la decisión final de la FEB, aunque el club vallisoletano ya ha avisado de las dificultades de volver a jugar. «No es imposible pero lo veo complicado», concreta el presidente del CBC, Mike Hansen.
Para poner en antecedentes, la Comisión Delegada de la Federación Española dio por concluida el pasado 8 de mayo la temporada regular sin descensos y dictaminó que el CBC Valladolid se jugase una plaza en la ACB ante Delteco Gipzukoa a un partido (contando el basketaverage del ya jugado en la primera vuelta en Pisuerga). Ascendería directamente el vencedor de ese encuentro (que se supone que se jugaría en SanSebastián), contando con ese basketaverage del choque de la primera vuelta (81-77 favorable a las ardillas). El perdedor pasaría a jugar un playoff. Éste tendría como protagonistas a los clasificados del tercero al octavo lugar. Se disputarán tres encuentros, tercero contra octavo, cuarto ante séptimo, y quinto versus sexto. Los tres vencedores, junto al equipo perdedor del partido entre Carramimbre y Delteco, disputarían unas semifinales y una final, cuyo ganador obtendría la segunda plaza de ascenso a Liga Endesa. 
«Se disputará una Fase de Ascenso, siempre y cuando, a 25 de mayo, la FEB tenga la confirmación de que se podrá jugar antes del 30 de junio, fijando como prioridad absoluta la salud de los deportistas, y siempre que se cuente con la certeza de que las autoridades sanitarias y los clubes pueden cumplir con los protocolos sanitarios aprobados», se apuntó por entonces desde la Federación. 
Mike Hansen recuerda las dificultades de volver a jugar por varios motivos: «En Valladolid estamos aún en fase 0, mientras otros están en 1, la cuarentena para los extranjeros, los test... A lo mejor no tenemos el poder adquisitivo del fútbol y de la ACB». 
Por eso duda. El Carramimbre solo tiene cinco jugadores en Valladolid:Sergio De la Fuente,Dani Astilleros, Jubril Adekoya, Robert Gilchrist y Tom Granado. Tres más están entre Cataluña y Galicia, y cuatro en Estados Unidos, Letonia y Canadá. «Solo tenemos 5 jugadores aquí, más el júnior David. Y estamos en ERTE...», añade.
Eso sí, lo que no ha cambiado es el objetivo del presidente del club: «Primero queremos que se reconozca a este equipo como campeón de Liga, creo que se lo ha ganado y sería un reconocimiento a jugadores y entrenadores. Sabiendo que lo demás es complicado». A lo demás se refiere a cumplir los requisitos para acceder a la ACB, esos casi 4 millones que habría que obtener: «Si es difícil cumplir en tiempo de bonanza, no voy a mentir que ahora es muy muy difícil. Pero en la vida nada es imposible y lo vamos a luchar». 
futuro. «Si no se puede subir, me va a doler mucho porque nos hemos merecido estar ahí, pero no es el fin del mundo. El futuro puede ser bonito y con ilusión. Si no se puede, llegará otra oportunidad», añade un presidente consciente de la pandemia y del objetivo de todos los clubes: «Lo primero es ser realistas y sobrevivir».