La crisis mantiene cerrados 4 hoteles y paraliza un proyecto

M.B
-

Meliá Recoletos y Tryp Sofía no tienen aún fecha de reapertura; Montico y Lasa cuentan con nueva gestión y el proyecto 'Puerta de Valladolid' para reabrir el Foxá se ha parado

El hotel Foxá se inauguró en 2008 y cerró en el primer semestre del año 2013. - Foto: El Día

La crisis por la pandemia de la covid mantiene cerrados aún cuatro grandes establecimientos hoteleros de la capital. De ellos, dos no tienen aún fecha de reapertura y probablemente no vuelven a abrir hasta septiembre. Los otros dos lo harán en los próximos días. Pero la crisis también ha paralizado uno de los proyectos que más expectación había levantado este 2020, la puesta en funcionamiento del Foxá por parte del grupo asturiano Domus. Además, entre medias se han producido dos cambios en las Direcciones de sendos hoteles, con nuevas gestiones. Son algunas de las consecuencias que vive el sector, aún convulso tras meses inactivo. 
Precisamente inactivos se mantienen aún cuatro de los establecimientos más conocidos de la ciudad, Meliá Recoletos, Tryp Sofía, Vincci Frontaura y Olid. Este último tiene previsto abrir de nuevo sus puertas al público este 15 de julio, para lo cual está dando los últimos retoques. La cadena del Vincci ha ido reabriendo sus hoteles desde primeros de mes y el de Valladolid también tiene ya fecha prevista, el próximo viernes, 17. Mientras que los dos primeros, que pertenecen a la cadena Meliá, se mantienen aún cerrados y sin fecha definida de apertura, como confirman desde sus hoteles.
También estos meses han servido para que se hayan confirmado algunos cambios. Así, el Montico cuenta con nueva gestión, a cargo de Singular’s Hotels, con establecimientos principalmente en la zona de Alicante y Portugal; de la misma manera que el Lasa Sport, que ha reabierto esta semana.
Mientras que el proyecto para volver a abrir lo que fue el Foxá, en la carretera Madrid, se ha paralizado con la pandemia. El grupo Domus, de origen asturiano y que ya cuenta en Valladolid con el hotel La Vega en la localidad de Arroyo de la Encomienda, se hizo con la propiedad del Foxá, cerrado desde 2011. 
Su apuesta era abrir sus instalaciones entre finales de mayo y primeros de junio con el nombre de ‘Puerta de Valladolid’. De hecho, ya se habrían realizado reformas en el interior del hotel, aunque la idea inicial era mantener parte de la estructura exterior, ya que la misma se mantiene en buen estado. El proyecto, así como la apertura de sus instalaciones deportivas, que estarían gestionadas por otra empresa, está paralizado y, por el momento, no tiene fecha de inicio.
¿Cierres? «No creo que cierre ninguno ahora mismo... eso sí, si me preguntas en noviembre....», responde el presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid, Francisco Posada, ante la posibilidad de que alguno de los establecimientos de Valladolid se vea obligado a echar el cierre definitivo por las consecuencias de la crisis.