Los videojuegos, un 'hobby' en familia

Portaltic/EP
-

Un estudio revela que en tres de cada cuatro hogares padres e hijos juegan juntos unas nueve veces al mes, un ratio mayor a las ocasiones en las que comen fuera de casa o van al cine

Los videojuegos, un 'hobby' en familia

Los videojuegos no tienen por qué ser una actividad para realizar solos y así lo demuestran las familias españolas, ya que tres de cada cuatro afirman que juegan a videojuegos juntas y el 82 por ciento de los padres dicen saber exactamente a qué títulos juegan sus hijos.

Las familias españolas se reúnen una media de nueve veces al mes para jugar a videojuegos, situándose así por encima de otras actividades de ocios como jugar a juegos de mesa (cinco veces al mes), ir al cine (dos veces al mes) o comer en restaurantes (cuatro veces al mes), según un estudio de Xbox.

Los datos proceden de una encuesta realizada entre 12.000 padres de toda Europa, 2.000 de ellos españoles, en la que han destacado la importancia de los videojuegos para proporcionar unión familiar, ya que el 77 por ciento de los padres cree que jugar a videojuegos con sus hijos fortalece su relación.

Los videojuegos, un 'hobby' en familiaLos videojuegos, un 'hobby' en familia

Asimismo, el 75 por ciento de los progenitores considera que jugar a videojuegos les ayuda a comprender mejor las personalidades de sus hijos e incluso dos de cada tres (el 66 por ciento) piensan que les hace estar más en sintonía con la cultura popular.

Los datos europeos han revelado que España es el país con mayor número de familias que juegan juntas, con tres de cada cuatro que dicen hacerlo, mientras que Italia es el país donde los núcleos familiares juegan más a menudo (diez veces al mes).

Según el estudio, el 82 por ciento de los padres españoles dice saber exactamente a qué videojuegos juegan sus hijos, pero a un tercio de ellos (67 por ciento) continúa preocupándole con quién hablan cuando están en línea, ya que reconocen no estar seguros de con quién se relacionan.

Para controlar el juego de sus hijos, un 42 por ciento de padres asegura que ha establecido restricciones a las compras en línea para los jóvenes, mientras que tres de cada diez han fijado un límite de tiempo de pantalla. Sin embargo, el 25 por ciento aún no ha establecido ningún tipo de control parental en las consolas o móviles de sus hijos.