scorecardresearch

CyL perdió un 1% de viviendas turísticas en el último año

SPC
-

La Comunidad cuenta con 5.735 viviendas turísticas, 59 menos que en agosto de 2020, y con 32.713 plazas, 345 menos que un año antes

Alojamiento turístico en el centro de Valladolid. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Castilla y León perdió un 1 por ciento de sus viviendas turísticas entre agosto de 2020 y doce meses después, para registrar un total de 5.735, 59 menos de las contabilizadas en el mismo periodo del año anterior. Así se desprende de la estadística experimental 'Medición del número de viviendas turísticas en España y su capacidad', presentada hoy por el INE, que también concluye que la Comunidad perdió en ese periodo un total de 345 plazas, hasta las 32.713, lo que supone una media de 5,7 plazas por cada vivienda.

En el conjunto del país, según recoge Ical, el número de viviendas turísticas en España que se anuncian en plataformas digitales es de 306.974 en agosto de 2021, con un total de 1.562.751 plazas y una media de 5,1 plazas por vivienda. Respecto a agosto de 2020 el número de viviendas turísticas se ha reducido un 4,5 por ciento. Por su parte, en relación a febrero de 2021 ha aumentado un 4,2 por ciento.

Las comunidades autónomas con mayor número de viviendas turísticas son Andalucía (63.179), Cataluña (56.493) y Comunitat Valenciana (51.047). Las tres suman cerca de tres quintos del total de plazas ofertadas en España. Por su parte, las comunidades con menor número de viviendas turísticas son Comunidad Foral de Navarra (993), La Rioja (1.110) y Extremadura (1.289).

Las autonomías que más aumentan el número de estos establecimientos turísticos respecto a agosto de 2020 son Cantabria (9,7 por ciento), Galicia (7,6 por ciento) y Principado de Asturias (5,8 por ciento). Por el contrario, las mayores reducciones se dan en Comunidad de Madrid (–11,2 por ciento), Cataluña (–10,6 por ciento) y Comunidad Foral de Navarra (–7,3 por ciento).

Por comunidades, los mayores porcentajes de vivienda turística sobre el total se dan en Illes Balears (5,0 por ciento), Canarias (3,8 por ciento) y Comunitat Valenciana (1,6 por ciento). Y los menores en Extremadura (0,2 por ciento) y Castilla-La Mancha, Comunidad Foral de Navarra y Castilla y León (todas con un 0,3 por ciento).

Las provincias costeras, las islas y la provincia de Madrid son las zonas en las que, por lo general, se concentran más viviendas turísticas. En concreto, las cinco provincias con más viviendas turísticas son Alicante (33.376), Málaga (31.737), Illes Balears (29.211), Girona (21.438) y Las Palmas (21.097). Por el contrario, las cinco provincias con menos viviendas turísticas son Palencia (166), Badajoz (326), Álava (328), Soria (346) y Zamora (399).

En Castilla y León, por provincias, cinco registraron incrementos en su número de viviendas turísticas disponibles, con Soria a la cabeza, que apuntó un aumento del 8,13 por ciento hasta las 346 viviendas, con 2.182 plazas y una media de 6,31 por vivienda. A continuación aparece Zamora con un incremento del 6,4 por ciento de las viviendas hasta las 399, con 2.159 plazas asociadas para una media de 5,41. Ávila, por su parte, registró un aumento del 6,01 por ciento en las viviendas hasta las 847, con 5.507 plazas asociadas y una media de 6,50.

También apuntaron aumentos Valladolid, con un 3,39 por ciento más de viviendas hasta las 458, con 2.178 plazas y una media de 4,76; y León, con un 2,40 por ciento más de viviendas hasta las 1.026, con 5.420 plazas asociadas y 5,28 de promedio.

Por su parte, los mayores retrocesos se produjeron en Salamanca, con un 10,05 por ciento menos de viviendas para un total de 1.182, con 5.383 plazas vinculadas y un promedio de 4,55; seguida de cerca por Segovia con un 10,01 por ciento menos para 692 en total y 4.965 plazas vinculadas (7,17 de media). Asimismo también anotó caídas Burgos, con un 1,28 por ciento menos para un total de 619 viviendas y 3.878 plazas (6,26 de media).