La cárcel de Soria abrirá sus primeros módulos en 2019

SPC
-
La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, se reúne con los representantes de los trabajadores del centro penitenciario de Soria - Foto: Ical

Continúa la tramitación para la expropiación de los terrenos en los que se construirá el emisario de aguas residuales de la cárcel en un plazo de dos meses

El nuevo Centro Penitenciario de Soria prevé abrir a lo largo de 2019 con cuatro de los ocho módulos para posteriormente continuar con la incorporación del resto, a medida que haya más trabajadores en las ofertas públicas de empleo. Así lo anunció hoy la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quien aseguró en Soria que la intención del Ejecutivo central es poner en funcionamiento “cuanto antes” la cárcel. “Como delegada y como soriana es un objetivo irrenunciable y prioritario”, subrayó.

Barcones apuntó en declaraciones recogidas por Ical, tras una reunión con los representantes de los trabajadores del centro penitenciario, que el Gobierno de España ha iniciado ya el proceso de equipamiento de la nueva dotación, que superará los cuatro millones de euros. En ese sentido, destacó que la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse) ha encargado ya buena parte del equipamiento del centro a la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (TPFE), adscrita a la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Además, continúa la tramitación para la expropiación de los terrenos en los que se construirá el emisario de aguas residuales de la cárcel y Siepse prevé que los trabajos puedan comenzar en dos meses.

Barcones manifestó que no iba a perder el tiempo en recordar la situación que se encontró hace siete meses con la llegada del nuevo Gobierno, ya que el procedimiento de expropiación forzosa para la construcción del colector puesto en marcha en 2015 había caducado al no ejecutarse esta obra. "Nos encontramos nada y además caducado”, sentenció.

Aseguró que se vio obligada a firmar la resolución por la que se volvía a iniciar el proceso de expropiación forzosa, además de dar otro “paso importante” para concluir con las obras del centro, como era redactar el proyecto de equipamiento para proceder a su licitación.

La delegada del Gobierno explicó que Siepse ha encargado ya buena parte del equipamiento del centro a la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (TPFE), adscrita a la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo tiene como principal objetivo lograr la inserción laboral de todos los penados mediante la formación y el trabajo, proporcionándoles conocimientos y hábitos laborales para que, una vez alcanzada la libertad, puedan competir en condiciones de igualdad con el resto de los ciudadanos. El encargo a la entidad estatal es fabricar, en los talleres en los que trabajan los propios internos, el equipamiento necesario para la puesta en funcionamiento del centro de Soria.

Se ha iniciado la fabricación de los artículos de confección textil, sábanas, mantas, toallas y ropa laboral correspondiente a la dotación inicial del centro, así como colchones almohadas y todo lo necesario para posibilitar la habitabilidad del nuevo establecimiento penitenciario. Esta fabricación se realiza en los talleres que la propia entidad TPFE, tiene en los centros penitenciarios en los que trabaja una media de 12.500 internos.

También se ha comenzado ya la fabricación de todo el mobiliario necesario para que pueda ser utilizado por los internos. Este se compone de mobiliario diverso para amueblar las distintas dependencias. Y también deportivo, como canastas de baloncesto, porterías de futbol o espalderas para el gimnasio.

Para ello, Instituciones Penitenciarias ha licitado el material necesario para fabricar este mobiliario interior. El pasado viernes, se anunciaba en la Plataforma de Contratación del Sector Publico la licitación del contrato de suministro de tableros de madera y de carcasas de polipropileno por un importe cercano a los 90.000 euros. Este material irá destinado a los talleres productivos de Ocaña I y Ocaña II, en Toledo, donde están los talleres de TPFE. También se realizará parte de este mobiliario en otros centros como Córdoba, Cáceres o Puerto III.

“Estamos hablando”, recalcó Virginia Barcones, “del punto de partida de muchas licitaciones relacionadas con el centro penitenciario de Soria puesto que les recuerdo que el equipamiento de este centro costará más de cuatro millones de euros. Todos estos pliegos tienen como objetivo temporal el año en curso”.

Entrega del material

Barcones añadió que “el compromiso de entrega de todo el material es durante este año 2019. Estamos hablando de 3.000 juegos de sábanas, mantas…, de 1.400 colchones y almohadas, de 3.500 sillas para celdas, salas de estar, biblioteca… y de 1.500 mesas de todo tipo, además de mobiliario diverso como perchas, cajas y televisiones, entre otros.”

Después de reactivar el expediente de expropiación de los terrenos por los que discurrirá el colecto, el Gobierno de España cubrió otro “hito importante” el 14 de diciembre, cuando el Consejo de Ministros aprobó el acuerdo por el que se declaraba la urgente ocupación de los bienes y derechos necesarios para la construcción de este emisario de saneamiento en el tramo comprendido entre el enlace de la carretera que va de la N-111 al polígono industrial por Las Casas y el punto de conexión de la red municipal.

Hay un primer tramo de colector ya construido que lleva el emisario de evacuación de las aguas residuales desde el centro penitenciario hasta este punto en la mencionada carretera, la SO-P-6006. Una vez conectado con la red municipal, estas aguas residuales serán conducidas para su posterior tratamiento en la EDAR de Soria.

Barcones manifestó que “la tramitación de los procesos expropiatorios es administrativamente larga porque la ley establece garantías para proteger los derechos de los expropiados. Pero fuimos dando todos los pasos con la máxima celeridad posible para llegar al acuerdo de Consejo de Ministros”.

Acordada la urgente ocupación, es preceptivo realizar un nuevo proceso de exposición pública de 15 días hábiles nuevamente, en el cual se publica el acuerdo del Consejo de Ministros, y abrir un nuevo periodo de alegaciones, que deben ser contestadas.

Una vez superado este trámite se realiza la convocatoria del levantamiento de actas previas. Después de estas actas previas, se inicia un nuevo periodo en el cual se pueden recibir alegaciones. A la vez, la SIEP va realizando los trámites administrativos para el pago de los valores de los bienes y derechos afectados.

Finalmente, la Delegación del Gobierno y la SIEP acordarán la fecha y el lugar en el cuál tendrán lugar las actas de ocupación. La representante del Gobierno de España en esta comunidad autónoma ha indicado que “en las reuniones que he mantenido con la SIEP, he insistido en la necesidad de que no hubiera ningún tiempo muerto entre cada trámite administrativo para poder realizar todos estos trámites antes de que concluya el próximo mes de marzo”.

Barcones señaló que “las obras podrían iniciarse en el mismo momento en el que dispusiéramos de las actas de ocupación. Tendrían un plazo estimado de duración de nueve meses pero podría haber margen para intentar reducirlo”.

Además, expuso que la presidenta de SIEP, Mercedes Gallizo, se comprometió a la licitación pública de las obras antes de disponer de las actas de ocupación, aprovechando la excepcionalidad que para este tipo de obra hidráulica permite la nueva Ley de Contratos del Sector Público. De esta manera, la empresa que resultara adjudicataria podría comenzar a trabajar dentro de unos dos meses.

"Con los plazos que le expuse al secretario general de Instituciones Penitenciarias sigo pensando que los trabajos del colector podrían concluir durante este mismo año. Y, mientras tanto, como así se está haciendo ya, se iría trabajando en el amueblamiento del centro”.