Los partidos buscan el quinto diputado por Valladolid

R. Gris
-

432.655 vallisoletanos, 90 más que el 28-A, están llamados a las urnas. El empleo, promesa común de todos los partidos

Las urnas -como las de la imagen en el colegio Cristóbal Colón- esperan este domingo a los votantes. - Foto: J. Tajes

La suerte está echada. 432.655 vallisoletanos están llamados a las urnas este domingo en las segundas elecciones tras los comicios del 28 de abril. Los partidos afrontan esta jornada electoral en Valladolid con diversas expectativas, pero con la ilusión común de resultar decisivos para la formación del Gobierno de España. Todos se ven como la única alternativa viable y con la credibilidad suficiente para ganarse la confianza del elector en la provincia y ven prácticamente garantiza su presencia en el Congreso de los Diputados o en el Senado. 
PSOE y PP parten con ventaja, ya que consideran que serán la formación más votada en la provincia, mientras que el resto de partidos entiende que obtendrá representación, como poco en el quinto diputado. La última encuesta del CIS otorgaba al PSOE entre dos y tres diputados, mientras que la horquilla de los ‘populares’ oscilaba entre uno y dos. El quinto diputado en este caso era para Unidas Podemos, aunque todas las opciones están abiertas. 
Los candidatos del PSOE son Javier Izquierdo (Congreso) y Manuel Escarda (Senado). Ambos coinciden en señalar que España tiene la necesidad de contar con un gobierno «estable y firme» para llevar a cabo las reformas progresistas. Para Valladolid ambos entienden que es necesario cambiar la dinámica del desempleo, no solo para generar puestos de trabajo, sino que también pretenden conseguir salarios dignos. 
En el caso de los populares, el alcalde de Villalón, José Ángel Alonso encabeza la candidatura al Congreso y la exedil del Ayuntamiento de Valladolid Mercedes Cantalapiedra lo hace al Senado. En su caso, el mensaje que lanzan es único. «La única alternativa a un gobierno de Pedro Sánchez es el Partido Popular». Esperan dar la vuelta a los resultados del 28 de abril, cuando el PSOE fue la fuerza más votada en la provincia. Ambos representantes de los ‘populares’ consideran que la gran baza de su partido es la creación de puestos de trabajo y por eso solicitan a los vallisoletanos que unifiquen el voto en su formación para conseguir un resultado lo suficientemente elevado para desbancar al PSOE. 
En Ciudadanos están convencidos de que repetirán al menos los resultados del 28-A y continuarán teniendo representación parlamentaria en el Congreso. Su cabeza de lista Soraya Mayo, al igual que Mónica Martín, en el Senado, destacaron que Cs continúa siendo la representación de la «nueva política» alejada de los vicios del bipartidismo. Mayo considera que durante los próximos cuatro años se implanten políticas para Valladolid que diversifiquen el tejido económico de Valladolid y se apueste más por el sector agroalimentario. 
En el caso de VOX, los candidatos apostaron por la atracción de empresas a Valladolid desde Madrid gracias a la implantación del AVE y creen necesaria la intervención de la Generalitat.  
Por último, en Unidas Podemos consideran fundamental obtener de nuevo el diputado que ya tuvieron en el pasado. «Es nuestro objetivo». Pretenden obtener un buen resultado para pactar con el PSOE y obligar a los socialistas a tomar medidas que consideran fundamental como la derogación de la reforma laboral «del PSOE y del PP».