Castilla y León golea y da el primer paso hacia la final

Ical
-
Castilla y León golea y da el primer paso hacia la final

Roberto Puente, Javi Amor y Jorge Rodríguez anotan los goles del encuentro, en el que los checos se emplearon con dureza

Un déja vu. Eso pareció hoy vivir la selección de Castilla y León UEFA en su debut en la XI edición de la fase final de la Copa de las Regiones que se celebra en Baviera. Dos años han pasado desde que el combinado dirigido por Mario Sánchez iniciara su andadura en Estambul, frente al equipo checo de Olomouc. Hoy fue el turno de la región de Hradec Kralovec, al que también se ganó por tres goles de diferencia, 3-0, que permite dar el primer paso para clasificarse a la final. En aquella ocasión, el resultado fue 4-1. También repitió uno de los goleadores, el delantero Roberto Puente, tanto en el estadio turco de Maltepe como hoy en Neustadt an der Donau. El tanto de hoy no hace más que incrementar su diferencia como máximo goleador histórico del equipo, con nueve. Pero es que incluso la nacionalidad del árbitro es la misma, un georgiano. Todo hace dos años fue positivo en el primer partido. Hoy también. Lo que ocurrió después es otra historia.

Un partido muy duro esperaba al equipo regional en el Neustadt Stadium. Los centroeuropeos se emplearon con dureza y el combinado regional se adaptó, planteando un choque físico; creó ocasiones y pudo respirar con los tres primeros puntos, de gran relevancia en un torneo en el que sólo se clasifica para la final el primero del grupo.

La conexión astorgana de la selección se vistió de gala para destacar en Europa. Los goles llegaron de las botas de Roberto García Puente, de Javi Amor en un buen lanzamiento de falta que se coló entre el portero y el palo checo, y de Jorge Rodríguez, que acababa de entrar al terreno de juego poco antes de anotar. A ellos se sumaron el portero, Juan Berlana, y Emilio Iglesias, un puñar por la banda derecha junto a Amor.

Sonaba a todo volumen ‘The Final Countdown’, de Europe, durante el calentamiento. La cuenta atrás para revalidar el título de campeón continental diez años después comenzaba hoy. Con un césped en buenas condiciones para la práctica del fútbol, aunque algo seco, 28 grados de temperatura, soleado y cierta humedad, Alemania esperaba al equipo regional en un estadio que contó con la asistencia de 40 aficionados de Castilla y León, que animaron sin parar durante el encuentro.

El combinado arlequinado, hoy de azul marino por coincidencia de colores, recibió el primero aviso checo cuando sólo habían transcurrido dos minutos. El delantero Maly se encontró con la madera en un disparo desde el borde del área. Hradec Kralove quería demostrar que no era una comparsa y luchó la posesión a Castilla y León. Pero el equipo regional respondió con una llegada de Emilio por banda derecha cuyo centro no encontró rematador.

La banda derecha era un vergel y el equipo se dio cuenta rápidamente. Así, en el minuto 12 llegó el gol de Puente. El esférico alcanzó la posición de Obispo, quien levantó la vista y aprovechó un desajuste defensivo checo para enviar un pase en largo al de Quintana de Fuseros. El delantero berciano definió a la perfección en una jugada que ha convertido decenas de veces, al palo largo, sin que Stastny, el meta centroeuropeo, pudiera hacer nada por atajar el balón. El cuento cambiaba con ese gol y Castilla y León se hacía dueño del partido.

Ello se combinaba con cierta dureza del rival, permitido en parte por el árbitro georgiano, quien no mostró ni una sola tarjeta amarilla en los primeros 45 minutos a pesar de las más de diez faltas señaladas. La amonestación más temprana no llegó hasta el 51, a costa de Turner tras una falta sobre Amor, el más incisivo, en plena forma en este final de temporada. El equipo regional no sufría con este resultado y sobre el campo se observaba que los checos estaban estudiados. Los pocos acercamientos al área eran atajados sin problema por Berlana.

El equipo regional entremezclaba las afiladas llegadas por banda del propio Amor y la fuerza por el centro de Lerma, junto a la inteligencia de Puente, quien se desgastó en ataque y en defensa debido a que hoy jugó algo más retrasado de lo habitual. Buen partido también de Dani Martínez, quien rompía entre líneas y botó la práctica totalidad de los balones parados.

Gol psicológico antes del descanso

Llegó la otra oportunidad más clara de la primera parte, con un pase en largo que cruzó todo el campo de Llorian y que controló Amor, para quedarse delante del portero, pero en esta ocasión, el meta desbarató la oportunidad y envío el balón a córner. Gran ocasión para dejar casi definido el choque. A continuación, Puente disparó a puerta desde lejos, fácil para el guardameta y Emilio cruzó un exceso otro acercamiento por la autopista derecha. Pero los checos, lejos de achicarse, empujaron y a diez minutos para el final de la primera parte, Holubec falló a puerta vacía tras un rechace de Berlana.

Quizás el empate hubiera cambiado el guion del partido, pero quien perdona… Y en esas que el foro ya esperaba el pitido final cuando el lateral del Real Ávila Javi de Mesa fue objeto de falta al borde del área. Javi Amor acarició el balón en el lanzamiento y anotó magistralmente un libre directo que se coló entre el arquero y la escuadra checa. Gol muy celebrado por el minuto, psicológico, y porque la renta ponía de cara el encuentro. Pero confianzas de cara al segundo tiempo las justas. El seleccionador, Mario Sánchez, ya lo advirtió en la previa: la experiencia en Turquía motivaba una especial atención a pesar del resultado. Frente a Rusia, un 0-2 al descanso no sirvió para ganar aquel partido, que Castilla y León perdió y le dejó sin la esperada final.

Por eso, al descanso el vestuario puso énfasis en esa posibilidad y ató bien todos los cabos para que eso no volviera a suceder. Y el guion se repitió en parte respecto a la primera mitad. Lerma tuvo una ocasión al arrancar y posteriormente reclamó un posible penalti cuando se quedaba delante del portero, pero el georgiano declinó su protesta. Los checos lo buscaron a la desesperada con algún disparo lejano, como el de Maly, delantero que estuvo en todas las jugadas de ataque de su equipo pero sin crear excesivo peligro. Hradec Kralove se estiraba en busca de ocasiones y tuvo una muy clara en las botas de Holubec, tras una posible falta sobre Obispo.

La entrada de Jorge Rodríguez por Lerma cambió el juego del equipo, con más presencia en la mediapunta. Eso originó más ocasiones, casi todas protagonizadas gracias a Amor. A la salida de un córner la tuvo de nuevo Puente, quien pocos minutos después, en el 73, dejó el balón de cara al propio Rodríguez, para que rematara a las mallas el esférico tras golpear en el palo. En ese momento el partido murió para la selección checa y Sánchez dio entrada a un debutante, el jugador del Cristo Atlético Álvaro González, y a Mateo Cembranos, de La Bañeza, quien había jugado un encuentro anteriormente. Castilla y León descansa ya en el hotel y preparará mañana el partido del jueves frente a la región polaca de Dolny Slask.

FICHA DEL PARTIDO

Castilla y León: Juan Berlana, Andrés Llorian, Luis Obispo, Emilio Iglesias, Dani Burgos, Dani Martínez (Mateo Cembranos, 80’), Javi Amor, Alberto Plaza, Javi de Mesa (Álvaro González, 68’), Roberto Puente y Ángel de la Iglesia Lerma (Jorge Rodríguez, 60’)

Hradec Králové (República Checa): Stastny, Kabelac, Rejl, Turner (Tobias, 83’), Holubec, Malym Vincour, Vitebsky (Moravec, 63’), Petrik (Knespl, 68’), Brich y Biciste.

Goles: Roberto G. Puente (12’), Javi Amor (43’) y Jorge Rodríguez (73’)

Estadio e incidencias: Neustadt Stadium (Neustadt an der Donau). Partido disputado ante un centenar de personas, 40 de ellas de Castilla y León

Árbitro: Georgi Vadachkoria (GEO). Amonestó a Turner (51'), Stastny (61’) y Rejl (92’) por Hradec Kralove.

Castilla y León golea y da el primer paso hacia la final
Castilla y León golea y da el primer paso hacia la final