El Arsenal cañonea al Valencia

EFE
-

El 'hat-trick' de Aubameyang impide la remontada de los 'che' (2-4). Emery continúa con su idilio con la Europa League.

El Arsenal cañonea al Valencia - Foto: Nick Potts

No pudo el Valencia repetir las gestas del Liverpool y el Tottenham en la Liga de Campeones y cayó eliminado tras perder por 2-4 ante el Arsenal de Unai Emery, quien volverá a jugar una final de la Liga Europa, tras haber ganado tres en su anterior etapa en el banquillo del Sevilla.
El espíritu de remontada le duró al Valencia y a Mestalla 17 minutos. El gol del gabonés Pierre-Emerick Aubameyang frenó en seco el espectacular arranque del equipo español, que se había puesto por delante con un temprano gol del francés Kevin Gameiro y generaba ocasiones para marcar un segundo tanto que le llevara a la final, tras el 3-1 en contra de la ida.
El Arsenal, que mató a la contra al Valencia, encontró una pareja ofensiva demoledora con Lacazzete y Aubameyang, quienes se bastaron solos para eliminar a los españoles con tres y cuatro goles, respectivamente, en el global de la eliminatoria (7-3).
Los de Emery aguantaban el chaparrón como podían aunque eran incapaces de dar tres pases seguidos ante el empuje de los locales que, a los 10 minutos, conseguían adelantarse en el marcador tras una combinación entre Guedes y Rodrigo que sirvió al segundo palo donde apareció Gameiro para empujar el balón a gol.
Mestalla estallaba de júbilo y las revoluciones del partido subían aún más. En apenas tres minutos, Rodrigo dispuso de dos ocasiones claras, pero en la primera su disparo topó en cuerpo de su compañero Gameiro y en la segunda su disparo desde la frontal salió ligeramente alto.
El Valencia iba decidido a por el segundo gol, pero un saque largo de Cech provocó dos rechaces de cabeza, el segundo de los cuales cayó a los pies de Aubameyang, que controló en carrera y soltó un latigazo al que no pudo llegar la estirada de Neto.
El gol de los gunners enfrío a la grada de Mestalla. Los de Marcelino perdieron la electricidad de los primeros minutos y el Arsenal comenzó a disfrutar de una mayor posesión que atemperaba el ímpetu local.
Saltó el Valencia en la segunda parte en busca de la machada pero Arsenal lo impidió por la vía rápida. A los cinco minutos de la reanudación, Lacazzete recibía en el área y tras revolverse sacó un potente disparo a la base del poste para anotar el 1-2 que dejaba la eliminatoria prácticamente sentenciada. Pese a todo, el Valencia insistió y empató pronto, tras un afortunado tanto de Gameiro que sumaba el segundo a su cuenta personal. El tanto abría un hilo de esperanza, aunque el reto seguía siendo mayúsculo al tener que marcar tres goles más en poco más de media hora.
Pero el Arsenal seguía a lo suyo, impidiendo al Valencia imponer su ritmo y golpeando en cada llegada con una efectividad espectacular. Una nueva galopada de Maitland-Niles acabó con un centro al primer palo que cazó Aubameyang para dejar todo visto para sentencia.
Marcelino dio todo por perdido y realizó un doble cambio para reservar a Rodrigo y Guedes penando en el partido del domingo ante el Alavés, donde el Valencia se juega muchas de sus opciones de acabar cuartos en la competición doméstica. 

En los instantes finales del partido, una nueva contra del Arsenal permitió a Aubameyang firmar el triplete y dejar el marcador en un contundente 2-4. 

 

Habrá derbi londinense en la final

El Chelsea completó en los penaltis la final inglesa de la Liga Europa tras derrotar al Eintracht de Frankfurt en una tanda en la que el héroe fue Kepa Arrizabalaga. De esta forma, los blues tendrá la oportunidad de volver a levantar un trofeo que ya ganó en 2013, entonces bajo el mando de Rafa Benítez.
Los de Londres se adelantaron en el marcador por medio de Ruben Loftus-Cheek, pero vieron cómo el Eintracht les empató por medio de Luka Jovic (1-1).

Llegó el momento de los penaltis y no fallaron Jovic ni Haller para el Eintracht ni Barkley para el Chelsea, pero cuando Azpilicueta impulsó el esférico se encontró con una fantástica estirada de Trapp.
De Guzmán acertó, Jorginho, con sangre fría, también. El Chelsea necesitaba un fallo y Hinteregger disparó mal, pero Kepa le aguantó bien y detuvo el balón clavándolo al suelo con la rodilla derecha.
David Luiz hizo buena la parada del cancerbero empatando la tanda y Kepa respondió con otra parada a Gonçalo Paciencia. En el que puede ser su último servicio en Stamford Bridge, Hazard remató la tanda y mandó al Chelsea a Baku, donde el próximo 29 de mayo buscará el título continental ante sus compatriotas y rivales londinenses.