Valladolid bate el récord de turistas en el primer semestre

Ó. Fraile
-

El número de visitantes ascendió a 358.075 entre enero y junio pese a que la capital registró un leve descenso y no cumple los objetivos del Plan Estratégico municipal

Valladolid bate el récord de turistas en el primer semestre

En los últimos años Valladolid puede presumir de haber batido su récord de turistas en varias ocasiones. Y todo hace indicar que al finalizar 2019 podrá hacer lo mismo, porque los datos registrados en el primer semestre invitan al optimismo. La provincia recibió entre enero y junio 358.075 turistas, según los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística. Es la mejor cifra en un primer semestre desde que se empezaron a recoger datos en 1999. Un récord que tiene su base en el buen comportamiento de los meses de enero, febrero, mayo y junio, ya que en estos cuatro meses llegaron más turistas a Valladolid que en el mismo periodo de cualquier otro año.
Ahora bien, la buena marcha de este año se produce gracias al turismo en la provincia, toda vez que los datos de la capital son muy similares a los del año pasado. Incluso se ha producido un leve descenso, al pasar de 214.980 a 214.276, después de unos años de continuos crecimientos. De hecho, también es la primera vez que caen los turistas extranjeros, aunque de forma muy moderada, en los últimos seis años, si se tienen en cuenta solo los datos del primer semestre. Actualmente el 15,4 por ciento de los visitantes son foráneos.
Aunque la capital ha mejorado ostensiblemente sus datos turísticos en los últimos años, todavía no alcanza los que se marcó el Ayuntamiento en el Plan Estratégico 2016-2019. Uno de ellos era incrementar el número de visitantes un 20,4 por ciento en este periodo, pero, si se tienen en cuenta los datos entre enero y junio, esta subida se limita al 13,3 por ciento, al pasar de 189.122 a 214.276 turistas. Tampoco se cumple el objetivo de las pernoctaciones, que pasaba por aumentarlas un 28,6 por ciento. Según los datos del INE, en el primer semestre han pasado de 327.227 a 382.341, un 16,8 por ciento más, doce puntos menos de lo previsto. Por último, en la estancia media se pretendía llegar a 1,83 noches por turista, pero en los seis primeros meses ha sido de 1,79. Bien es cierto que la capital registró por primera vez en la historia una estancia media de más de dos días en un mes. Fue en enero, coincidiendo con la celebración de Pingüinos y con un récord de moteros inscritos en la concentración. Precisamente hace dos semanas y media la presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, Ángela de Miguel, reclamó al equipo de Gobierno que redoblara los esfuerzos en materia de turismo con una oferta «más amplia», así como una mayor apuesta por la «marca Valladolid».
Valladolid bate el récord de turistas en el primer semestreValladolid bate el récord de turistas en el primer semestre - Foto: Si se tienen en cuenta los datos de toda la provincia, las pernoctaciones también han experimentado una mejoría notable, con otro récord. Fueron 628.806 en el primer semestre, un 7,5 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, que ya estableció un récord. Y son un 54 por ciento más que en 2013, en plena crisis económica.
menos negocios, más empleo. Los datos también demuestran que durante los últimos cinco años el número de establecimientos hoteleros abiertos en Valladolid ha descendido de 133 a 124, según las estimaciones del INE. Pese a ello, la cantidad de plazas disponibles ha pasado de 8.104 a 8.320 en este periodo. Los últimos años también han servido para recuperar el empleo que se perdió durante la crisis. En junio de este año el sector daba trabajo directo a 1.304 personas, frente a las 1.088 de hace un lustro. Son casi las mismas que estaban trabajando antes de que empezara la crisis.
En el último año también ha mejorado el grado de ocupación de las plazas de lunes a viernes. Durante el primer semestre de 2018 fue del 39,3 por ciento, mientras que este año ha subido al 41,7 por ciento. Lo mismo ha sucedido durante el fin de semana, al pasar del 54,2 por ciento de ocupación al 55,9.
Uno de los grandes objetivos del presidente de la asociación Hoteles de Valladolid, Francisco Posada, desde que accedió al cargo fue conseguir negociar con el Ayuntamiento para incrementar las actividades que dinamizaran el turismo durante los meses de peor ocupación. Una diferencia de actividad que suele ser muy marcada entre el verano y los primeros meses del año. Por ejemplo, durante el primer trimestre de este ejercicio el porcentaje de habitaciones ocupadas en Valladolid osciló entre el 46 y el 48 por ciento, mientras que en septiembre del año pasado, coincidiendo con las fiestas de la ciudad, más del 61 por ciento de las habitaciones estaban ocupadas.
Respecto al resto de provincias de la Comunidad, Valladolid sigue siendo la tercera que más turistas atrae. Los 358.075 visitantes del primer semestre se quedan por detrás de los 471.110 de Salamanca y los 384.051 de Burgos. Palencia es la provincia menos atractiva para los turistas, con solo 89.271 visitantes en estos seis meses.