Casi una treintena de calles estará en obras en agosto

M.R.I.
-

El Ayuntamiento aprovecha el verano y la consiguiente rebaja del nivel de tráfico para afrontar diversos trabajos para la renovación del pavimento y el asfaltado. Otro grupo de obras son las de saneamiento y abastecimiento

Casi una treintena de calles estará en obras en agosto - Foto: Jonathan Tajes

Las obras hacen su agosto en Valladolid. Como todos los años, el Ayuntamiento aprovecha el periodo estival para afrontar la campaña de renovación del asfaltado, pero también para ejecutar numerosas obras de renovación del pavimento y mejora de las calles, además de otras para la mejora de la red de abastecimiento y saneamiento.
La coincidencia de casi una treinta obras en distintos puntos de la ciudad hace que los conductores, pero también los peatones, deban variar sus rutas o armarse de paciencia para sobrellevar las incomodidades que siempre presentan este tipo de trabajos. Un ejemplo son los trabajos que se llevan a cabo en la calle Panaderos, que están provocando algunos atascos y quejas de los comerciantes por la incidencia en sus negocios. El corte del tráfico solo permite el acceso de los residentes desde las calles de García Lesmes y Divina Pastora (organizada en doble sentido), excepto algunos días concretos. Los trabajos comenzaron el pasado 24 de junio y consisten en la reurbanización y ampliación de aceras de esta calle, entre la plaza de España y la plaza del Caño Argales. 
Las obras tendrán una duración total estimada de unas diez semanas, por lo que debieran estar terminadas en los primeros días de septiembre, tienen un coste estimado de 122.000,00 euros para la pavimentación más 60.000,00 euros de las redes de agua y alcantarillado, sufragados estos por AquaVall. «Se trata de ampliar las aceras porque por la relevancia y utilización de esta vía por los peatones merece un mejor aprovechamiento del espacio, que se hará sin menoscabo de la utilización de la vía por los vehículos. Se mantienen también los estacionamientos existentes en ambas márgenes a lo largo de la calle, sin pérdida de plazas», explica el concejal de Movilidad, Luis Vélez.
Casi una treintena de calles estará en obras en agostoCasi una treintena de calles estará en obras en agosto - Foto: Jonathan TajesAdemás, procedente de los presupuestos participativos, se está ejecutando desde mayo la obra de reurbanización de la calle Recoletas, que pasará a ser de «coexistencia», con preferencia para peatones y restringida a los vehículos que accedan a garajes y un coste de 100.000 euros.
De la misma partida de los presupuestos participativos de 2019 derivan los trabajos para la reurbanización de la calle Narciso Alonso Cortés, dotada con 240.000 euros. Las obras de pavimentación y servicios implican el corte total de la misma hasta el próximo 6 de septiembre. Al igual que la calle Curvada, donde los mismos trabajos, esta vez con un presupuesto 322.000 euros, la mantendrán cortada hasta el 30 de septiembre. En la misma fecha concluirán las obras de renovación de pavimentación en las calles Eusebio González Suárez, con un presupuesto de 298.291 euros más 44.000 para el reasfaltado. El mismo plazo tienen las de Juan García Hortelano, Miguel Delibes (con un coste de 51.830 euros), Ignacio Serrano (con un presupuesto de 50.684 euros) o la calle Morena.
A finales de septiembre terminarán las obras de urbanización de la calle Artillería y mejora de la calle Argales, entre Tranque y Artillería, con un presupuesto de 71.000 euros. Un poco antes, el 20 de septiembre concluirán las obras de mejora de la accesibilidad en el entorno del colegio público Teresa Iñigo de Toro.
Casi una treintena de calles estará en obras en agostoCasi una treintena de calles estará en obras en agosto - Foto: Jonathan TajesEn la segunda quincena de agosto comenzarán las obras de urbanización en la calle Geria y La Mudarra. En la misma fecha se abordará también la urbanización de la calle Cobre, con una presupuesto de 326.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Aunque la obra más importante prevista este mes es la de la avenida de Segovia para urbanizar el tramo comprendido entre la plaza del Carmen y el paseo de Juan Carlos I. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros. Poco después, en septiembre, comenzarán las obras para la estabilización de la ladera en la calle Barco de San Vicente, con un presupuesto de 222.000 euros. 
8,2 millones. La mayoría de estas obras forman parte del paquete de 108 obras de conservación de espacio público en calles, parques y jardines, con un presupuesto total de 8,25 millones de euros, de los cuales 6,48 millones corresponden al área de Movilidad y Espacio Urbano y 1,77 millones a Medio Ambiente. De hecho, la planificación deriva del anterior mandato aunque en este, con los cambios de áreas y responsabilidades, el grueso ha pasado a la Concejalía de Espacio Urbano, al frente de la que está Luis Vélez, que las ha asumido casi en su totalidad. 
Entre las actuaciones se incluye la revisión del estado de las redes técnicas, las condiciones de accesibilidad o los problemas derivados de las raíces. En otros casos se contemplan actuaciones adicionales, como la inclusión de carril bici -este es el caso de la obra ya finalizada en la avenida de Santander-, la peatonalización total o parcial o la instalación de pavimento permeable al agua de lluvia. 
Además, el área d Espacio Urbano afronta también en este mes parte de los trabajos de la campaña de verano de aglomerado, que en esta ocasión contempla un total de ocho ejecuciones, con un presupuesto de 450.000 euros, entre las que la principal será la intervención en la Avenida de Salamanca, entre la intersección de calle Francisco Mendizábal y la Avenida de Medina del Campo. Los trabajos de extendido de aglomerado se realizarán entre el 5 y el 23 de agosto. Se ha elegido las dos primeras semanas en horario nocturno para reducir molestias al tráfico en las vías más críticas. En el caso de la avenida de Salamanca los trabajos de preparatorios se extenderán hasta el 7 de agosto y aglomerado nocturno entre el 8 y el 14 de agosto. 
De menor magnitud, y «más convencionales», son las actuaciones programadas en otras vías de alta intensidad de tráfico, como la del Paseo de Isabel la Católica (calzada en sentido Zorrilla del tramo central, frente al Poniente), Paseo de Zorrilla (vía de servicio de giro hacia Estadio y Juan de Austria), Camino Viejo de Simancas (tramo de Vallsur) y Paseo del Cementerio (tramo inicial, junto a la Ronda Norte). Entre las vías más céntricas se actuará en Pedro Barruecos y Merced (parcial), en Lonja y Quiñones y en Puente Colgante (parcial).
puente may0r. Por otro lado, el Ayuntamiento destina 120.000 euros para mejorar la seguridad de la barandilla del Puente Mayor tras haber afrontado el verano pasado los trabajos de renovación de las aceras, alumbrado y la barrera de seguridad, ejecutadas hace un año. La labores para la reparación, sujeción y alineado de la estructura concluirán finalmente a finales de octubre, aunque estaba previsto que fuera en septiembre, debido a las condiciones meteorológicas ya que la temperatura influye en los procesos de aplicación de los productos químicos que se emplean y en los procesos de soldado. Aunque los trabajos del primer tramo ya han finalizado.
Aunque una de las obras que ha comenzado este verano y más trastornos causará a los vecinos de la zona no depende directamente del Ayuntamiento. La ejecución del nuevo paso inferior de Pilarica, entre la calle Andrómeda y Nochevieja, está financiada por Adif. De momento, en junio comenzaron los trabajos para perforar bajo las vías y desviar las redes eléctricas, uno de los contratiempos que ha retrasado más de un año los primeros pasos de esta infraestructura. Este mes está previsto que se comience ya con los muros pantalla, aunque la Policía tiene previsto que el corte total de tráfico que afecta a la zona se mantenga hasta febrero del próximo año.