El PGOU otorga protección especial a 56 edificios

D.V.
-
El PGOU otorga protección especial a 56 edificios

Los inmuebles se han incorporado al registro de la Fundación Docomomo

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha presentado este viernes en el Museo Patio Herreriano la publicación que recoge una extensa información sobre los 56 edificios y conjuntos de la ciudad de Valladolid incorporados al Registro de la Fundación Internacional Docomomo Ibérico y a los que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) otorga protección especial.

Las 372 páginas de esta nueva edición municipal contienen textos explicativos, fichas, planos de ubicación, planos originales y fotografías de todos estos elementos de patrimonio urbano.

La edición ha corrido a cargo del doctor arquitecto Daniel Villalobos, miembro de la Comisión Técnica de Docomomo Ibérico y Coordinador del GIR de 'Arquitectura y Cine' de la Universidad de Valladolid, coordinador de un equipo integrado por los miembros del GIR Sara Pérez, Iván Rincón y Eusebio Alonso.

El acto de presentación ha contado también con la presencia de Susana Landrove, directora de la Fundación Docomomo-Ibérico, la cual está dentro de la Fundación Internacional Docomomo, creada en 1988 que atiende la documentación y conservación del patrimonio arquitectónico del movimiento moderno dentro del ámbito geográfico de la Península Ibérica (España y Portugal).

Forman parte de ella la mayoría de los colegios de Arquitectos de España y la Ordem dos Arquitectos de Portugal, diversas Instituciones como la Fundación Mies van der Rohe o el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, así como varias escuelas de Arquitectura de España.

La Escuela de Arquitectura de Valladolid se encuentra en proceso de ingreso en estos momentos. Los edificios de Valladolid que se incluyen en el libro aparecen ordenados en tres bloques, correspondientes a Industria, Vivienda y Equipamientos.

Se trata de edificios con las características de la arquitectura del Movimiento Moderno que tuvo su pleno vigor entre los años 1925 y 1965, prolongándose hasta 1975. Están clasificados en tres niveles, en función de su calidad arquitectónica y su conservación, según han destacado sus responsables durante la presentación.

Corresponden todos ellos a los edificios considerados por la Comisión Técnica de Docomomo --formada por expertos en arquitectura moderna-- como "aptos" para ser incorporados a su prestigioso Registro.

Los 56 edificios han pasado por varias fases de selección muy rigurosas y son una muestra muy elocuente de la presencia de estas arquitecturas en la ciudad.

Valladolid es la primera ciudad de la Península Ibérica cuyo nuevo Plan General de Ordenación Urbana incorpora a su "Catálogo de Edificios de Protección Patrimonial" todos los edificios identificados por Docomomo.

Efectivamente, el equipo de técnicos redactores de PGOU, dirigido por Manuel Saravia, atendió íntegramente la solicitud expresa efectuada por Fundación Docomomo Ibérico, el Colegio Oficial de Arquitectos, la ETS de Arquitectura de Valladolid, la Agrupación de Arquitectos Urbanistas del COACYLE y el Grupo de Investigación Reconocido de Arquitectura y Cine (GIRAC), de la Universidad de Valladolid.