Los vallisoletanos descartan el tren para viajes regionales

M.Rodríguez
-

Más del 95% de los desplazamientos desde Valladolid a Palencia, Zamora y Burgos se realizan por carretera. Por contra, la opción del ferrocarril gana terreno en los viajes a Madrid y ya supone el 41,7%, según los datos del Ministerio de Fomento

Los vallisoletanos descartan el tren para viajes regionales

Los vallisoletanos siguen decantándose por el transporte por carretera frente al ferrocarril tanto para sus desplazamientos laborales diarios como para los vacacionales. Así se desprende de los resultados del estudio piloto y experimental del Ministerio de Fomento -‘Estudio de la movilidad interprovincial de viajeros aplicando la tecnología big data’-, que recoge los datos de los flujos de movilidad interprovincial en España los meses de julio, agosto y octubre. 


Este informe permite conocer que en una semana del mes de octubre se registraron, de media, casi 316.000 desplazamientos interprovinciales de más de 50 kilómetros entre Valladolid y el resto de las provincias del país, con puntas que rozan los 380.000 viajes semanales entre destinos en verano. Así, si se tienen en cuenta los datos de un lunes laborable del mes de octubre se comprueba que Madrid es el principal destino con más de  7.100 viajes, seguido de Palencia con 4.970, Segovia con más de 4.300 desplazamientos, Zamora con 4.134 o Burgos, que también supera los 4.000.  Unas cifras y unos destinos que varían sensiblemente en verano donde, si la medición se realiza un sábado del mes de julio, el principal destino es Cantabria, con casi 7.000 viajes, aunque Zamora y Madrid se mantienen también en los puestos de cabeza con 5.733 y 5.645 desplazamientos, respectivamente.


Entre otros muchos aspectos que se pueden extraer de este estudio del Ministerio de Fomento, cabe citar, por ejemplo, que el día de la semana que más viajes se realizan son los viernes, que suman, de media, un 26 por ciento más de desplazamientos que el resto de días laborables. Aunque esto no se mantiene al analizar destinos como Madrid, donde la movilidad punta se concentra los domingos, tanto en julio como en octubre. Ese día más del 70 por ciento de los viajes se realizan por carretera- 8.616 viajes en julio y 7.802 en octubre-. Por contra, si el destino es Cantabria, el día con más movilidad es el sábado, tanto en julio como en octubre, y  el 99 por ciento de los desplazamiento se concentran en la carretera, con 6.621 y 1.060 respectivamente.


FERROCARRIL.  Este estudio de movilidad, que refleja los viajes reales de las personas entre orígenes y destinos, muestra que los vallisoletanos descartan habitualmente el uso del ferrocarril para desplazarse a los destinos regionales más habituales: Palencia, Zamora y Burgos. En una semana de octubre los servicios de tren entre Valladolid y Zamora suman 105 viajeros, con días puntuales como el lunes donde solo se registró un usuario, y un pico de uso el domingo con 69 pasajeros. En el caso de los viajes en tren a Burgos, la cifra de usuarios en una semana sube hasta los 715 y llega a los 840 si el destino es Palencia. Esto representa menos del 5% de los desplazamientos totales que se realizaron a estos tres destinos.


Un mapa que cambia radicalmente cuando se analiza la movilidad a Madrid, donde el uso de los servicios de tren representa el 41,7% de los viajes semanales. En este caso, se contabilizaron 24.164 desplazamientos en ferrocarril y 33.785 por carretera. En este destino, si se analiza la preferencia diaria en octubre, se comprueba como el lunes los viajes en tren (3.682) superan ya a los desplazamientos por carretera (3.640). Una tendencia que cambia los fines de semana cuando el uso del ferrocarril pierde fuelle, sobre todo el sábado (1.969?), y se impone claramente el uso de vehículo privado y el transporte en autobús (5.866).
En el caso de Cantabria, un destino muy estacional, la opción del tren también es muy residual aunque en verano haya ofertas específicas para hacerlo más atractivo como el tren playero. En una semana de julio este servicio suma 1.248 viajeros, con picos el viernes de 313 usuarios. Una cifras que bajan hasta los 381 desplazamientos si se analiza el mismo periodo pero en octubre. En este caso el día de máximo uso  es el domingo con 78 viajeros.


NACIONALIDADES. El estudio de la movilidad interprovincial también permite conocer la nacionalidad de los viajeros. En este caso las opciones, además de los españoles, se dividen entre alemanes, belgas, franceses, italianos y luego agrupa a los viajeros de los Países Bajos, Países Nórdicos, Reino Unido, resto de Europa y América. Esto permite conocer que de los 7.676 viajeros que se desplazaron desde Madrid a Valladolid un sábado de julio tan solo 310 eran de alguna de estas procedencias. Una cifra similar a la que se registra en Burgos, si se analiza ese mismo periodo, cuando de los 7.083 viajeros que llegaron desde Madrid solo 393 eran foráneos. Un porcentaje que se incrementa cuando se analiza el flujo desde Madrid a Salamanca, donde de los 6.266 desplazamiento contabilizados un sábado 444 corresponde a viajeros no nacionales. Una tendencia que crece en el caso de Ávila, que suma 336.861 desplazamiento desde la capital con 625 foráneo, y se dispara en Segovia, que suma picos de 30.455 viajes desde Madrid, de los que 1637 proceden de otros países.
big data. El estudio ha hecho uso de la tecnología Big Data como alternativa a la metodología clásica de encuestas directas, para conocer la movilidad interprovincial a nivel nacional tanto de residentes como no residentes. El análisis se realizó durante 2018, pero los datos son de 2017, y sirven para actualizar los del último estudio de estas características: Movilia 2007.