Delicias I, donde más presión asistencial sufren los médicos

Óscar Fraile
-

Los 15 profesionales de este centro de salud atienden una media de 38,7 consultas diarias, frente a las 26,7 de Parquesol, la cifra más baja de la capital

Delicias I, donde más presión asistencial sufren los médicos - Foto: Jonathan Tajes

Los médicos del centro de salud Delicias I son los que sufren una mayor presión asistencial, pese a que estas instalaciones están entre las que más personal sanitario tienen. Los 15 facultativos atendieron una media de 38,7 consultas al día en el tercer trimestre de este año, últimos datos disponibles en el Observatorio del Sistema de Salud de Castilla y León. Estos datos contrastan con los de otros centros de salud de la capital. Por ejemplo, el de Parquesol, donde la media de consultas es de 26,7 al día, la más baja de la capital.
El hecho de que Delicias I tenga la mayor presión asistencial pese a estar entre los mejores dotados de personal se debe al volumen de población adscrita a ese centro de salud. Concretamente, 26.250 tarjetas sanitarias, un poco menos que las de toda Laguna de Duero y 1.511 por médico. 
Bien es cierto que estos datos son cambiantes de trimestre a trimestre por varios factores. Uno de ellos es el número de profesionales que haya disponible en ese momento, puesto que no siempre se cubren las bajas, ya sea por enfermedad o por descansos programados. Otro es el número de consultas que se soliciten en el periodo estudiado. Por ejemplo, en el último trimestre suelen subir por patologías relacionadas con el frío. «Como hay un déficit de profesionales, no siempre hay posibilidad de sustituir las ausencias por permisos o bajas, de modo que, cuando eso sucede, la carga asistencial se tiene que repartir entre los demás», explica el presidente del Colegio de Médicos de Valladolid, José Luis Almudí. Otra de las consecuencias es un incremento de las listas de espera para las consultas de Atención Primaria.
Eso sí, Almudí incide en que esta dilación siempre es para consultas ordinarias porque si cualquier paciente acude a centro de salud con una «necesidad no demorable», entendiendo como tal la que tiene que ser atendida en el mismo día, «siempre hay un circuito para dar respuesta a esas demandas».
Los cinco centros de salud que mayor presión asistencial tuvieron en el tercer trimestre de este año fueron Delicias I (38,7 consultas por médico y día), el de plaza del Ejército (35,2), el de San Isidro-Pajarillo (34,4), Delicias II (34,3) y Arturo Eyries (33,5). En el extremo opuesto se sitúan los de Parquesol (26,7), Huerta del Rey y Barrio España (27), Rondilla I (27,9) y San Pablo (28).
en los pueblos. Estas cifras bajan ostensiblemente en los centros de salud rurales. Especialmente en una comunidad tan golpeada por la despoblación como Castilla y León, lo que provoca que algunos de ellos tengan muy poca población adscrita. Sirva como ejemplo el de Esguevillas de Esgueva, donde trabajan cuatro médicos de familia para 1.380 tarjetas sanitarias, lo que arroja una media de 330 para cada uno de ellos, la ratio más baja de Valladolid. No obstante, el hecho de estar en la provincia no es sinónimo de baja presión asistencial. De hecho, el centro de salud con más tarjetas asignadas por médico es el de Laguna de Duero, con 1.628.
Además, hay que tener en cuenta que para los propios facultativos no es recomendable que el número de pacientes asignados sea excesivamente bajo. Al menos eso es lo que opina el presidente del Colegio de Médicos. «Tener solo un cupo de 200 o 300 tarjetas asigandas repartidas en tres o cuatro municipios también es un problema importante, porque un médico necesita tener un número suficiente de pacientes para mantenerse la competencia profesional», señala. Lo ideal para ellos es ver variedad de patologías.