Julio Martínez expone "emoción" en el Patio Herreriano

D. V.
-

El artista vallisoletano busca eliminar todo componente narrativo para que el espectador adquiera conciencia de la pintura

Imagen de la exposición. - Foto: El Día

La Sala 0 del Museo Patio Herreriano de Valladolid acoge hasta el próximo 30 de agosto 2020 la exposición del artista local Julio Martínez, que nace con el fin de crear una emoción, eliminando todo componente narrativo para que el espectador adquiera conciencia de la pintura.

"Su cuerpo, su interior, la densidad de su superficie se convierten en la materia del cuadro", señala el centro a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El artista asegura que no pinta cuadros para ser admirados por motivos técnicos o intelectuales, sino para ser "sentidos". "Me interesa el cuadro como caja de resonancia del espíritu. Atrapar la mirada. Reivindicar, una y otra vez, la epidermis de la materia y obligar al espectador a penetrar en el corazón de las obras", añade.

Martínez elimina todo componente narrativo para que el espectador adquiera una conciencia de la pintura y de sus propiedades físicas. La pintura posee la capacidad peculiar de convertirse en un lugar donde se experimente lo real, lo concreto, en contraposición a lo representado. Experimentar la materialidad de la pintura reviste gran transcendencia, asegura.

"En el proceso de mi trabajo intento alcanzar un máximo de claridad, de potencia y de expresividad plástica, con el propósito de provocar primero una sensación física para llegar después al espíritu", señala el artista.

El cuerpo de la pintura, su interior, la densidad de su superficie se convierten en la materia del cuadro. Además, ahonda en que trabaja en capas sucesivas que van dotando de profundidad al plano, en un intento de generar una pintura profunda, luminosa y compacta.

"Crear una atmosfera que transmita energía de lenta expansión, energía que se refiere a la sensibilidad y a la emoción, una vivencia poética", concluye.