La familia repatría al joven asesinado en marzo en Londres

A.G.M.
-

La familia del joven asesinado en marzo en Londres logra al fin repatriar sus cenizas. Los amigos de la víctima han ayudado con 2.600 libras, obtenidas a través de 'crowdfunding'. Fue despedido ayer en la iglesia de San Lorenzo de Valladolid

La familia repatría al joven asesinado en marzo en Londres

La familia Martínez Va lencia ha logrado al fin repatriar a David Steven, el vallisoletano de origen colombiano asesinado en Londres el pasado 6 de marzo por su compañero de piso. Lo ha hecho tras una viaje relámpago de tres días de su hermana y una prima de la víctima, que recibieron el cuerpo el miércoles para después incinerarlo y regresar a Valladolid, y celebrar, la tarde del jueves, una misa-funeral en la iglesia de San Lorenzo.
De este modo, se ponía fin a un peregrinaje que parecía infinito. El mes de custodia del cadáver, que (por ser una muerte violenta) las autoridades británicas avanzaron a sus allegados, finalmente se ha convertido en dos y no sin antes formular una queja ante el sistema judicial londinense. «Un día nos decían que el fiscal del caso estaba de vacaciones, después que la que se encargaba de nuestro proceso en la morgue se había jubilado, otro día que el forense no había firmado aún...», recuerda Karen Valencia, la prima de David que se desplazó esta semana a Londres con Katherine, la hermana, para tramitar todo y poder repatriar el cuerpo. «Ya nos tenían muy hartos y fue cuando se puso una queja y, ya entonces, nos dijeron que nos a entregaban el cuerpo esta semana, el miércoles», detalla esta joven.

SIN AYUDA

La familia Martínez Valencia se queja además de la falta de colaboración por parte de las instituciones españolas, tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como la Embajada. «No recibimos ayuda de absolutamente nadie, únicamente de la gente del pub en que trabajaba David en Londres», lamenta Karen.
Fue desde el The Volunteer, en Baker Street, donde surgió la idea de hacer un crowdfunding a través de internet para tratar de ayudar a la familia hispano-colombiana a la repatriación del cuerpo. De las 3.000 libras que se fijaron como reto, en poco más de un mes se lograron las 2.600 que han contribuido a que David haya podido regresar con su familia a Valladolid.
Eso sí, las cantidades a las que se iba el viaje con el cuerpo en un féretro llevó a la familia a tomar la decisión de incinerarle en Londres y facilitar así la repatriación.
Karen, Katherine y las cenizas de David llegaron el jueves a España y la misma tarde se celebró una misa en la iglesia de San Lorenzo. Aún no tienen claro dónde depositarán las cenizas, aunque querrían hacerlo «en el estadio José Zorrilla». «A él le gustaba mucho el Real Valladolid y el campo o alguna instalación del club sería un lugar muy especial para despedirle», explica la prima de David.
el juicio, el 19 de agosto. Por otra parte, la justicia británica ya ha puesto fecha al juicio para el asesino de David Steven, que será el 19 de agosto.