Mal inicio de segunda vuelta

D.V.
-
Mal inicio de segunda vuelta

El Recoletas Atlético Valladolid cayó ante el Liberbank Cuenca (25-29) en un encuentro en el que a los gladiadores azules les pesó los fallos en lanzamientos y las pérdidas ante la defensa cerrada y compacta de los visitantes

El Recoletas Atlético Valladolid no tuvo un feliz inicio de segunda vuelta tras caer derrotado en su pista ante el Liberbank Cuenca (25-29). Los gladiadores azules no tuvieron la fortuna ni el acierto para imponerse a un rival que superó en la pizarra a los locales gracias a su defensa, su lanzamiento exterior la buena actuación de su portero.

Lo cierto es que el Liberbank Cuenca supo asfixiar las virtudes del Recoletas Atlético Valladolid a base de defensa cerrada en el centro, lanzamiento exterior y un ritmo lento que maniató el habitual juego alegre de los gladiadores. Desconectados del pivote y los extremos, y ahogados sin espacios ni opciones en el exterior, los locales solo pudieron sufrir en un partido controlado por los visitantes y en el que los errores de los vallisoletanos, en lanzamientos y en pérdidas, fueron decisivos.

Los gladiadores azules fallaron demasiados lanzamientos claros, algo en lo que contribuyó el gran trabajo del portero argentino Leo Maciel, 13 paradas. Los cuatro penaltis fallados por el Recoletas no ayudaron tampoco. Ni siquiera las siete exclusiones de Cuenca dieron oxígeno al Recoletas, desesperado sin espacios ni acierto, y con sus centrales, Adrián Fernández y Diego Camino, más apagados que de costumbre.

Además, los de Lidio Jiménez se despacharon con un espectacular despliegue de lanzamiento exterior. El máximo artillero de la Asobal, Leo Dutra, estuvo brillante (9 goles) y a él se sumaron Ángel Montor (4), Natan Suárez (3). En el Atlético Valladolid solo destacaron Víctor Rodríguez (5 goles) y Manu García (4). Abel Serdio, 4 goles y dos de penalti, apenas tuvo opciones.