El desempleo crece en 536 personas durante el mes de julio

D.V.
-

Valladolid tiene 1.809 desempleados menos que hace un año y se sitúa en 29.195 parados

El desempleo crece en 536 personas durante el mes de julio

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Valladolid subió en 536 personas, es decir, un 1,87 por ciento, en comparación con el mes anterior. La provincia vallisoletana se convirtió así en la única de la región donde aumentó el desempleo, con bajadas importantes en el resto. 

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León bajó en 1.269 personas en julio en comparación con el  mes anterior, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad se mantiene por debajo de la barrera de los 140.000 y se sitúa, en concreto, en 131.973, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social recogidos por Europa Press. 
En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en julio registró un descenso del 0,95 por ciento respecto al mes anterior (en el resto de España el paro cayó un 0,14 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 4.253 personas hasta situarse en un total de 3,01 millones de desempleados). 
En comparación con el mes de julio de 2018, el paro en Castilla y León ha bajado en 7.272 personas, un descenso del 5,22 por ciento, por encima del descenso experimentado a nivel nacional, donde ha bajado un 3,94 por ciento (123.588 parados menos). 
Se trata en este caso del quinto mayor descenso de todas las comunidades autónomas lideradas por Galicia (-7,64 por ciento). 
El paro cayó en julio en comparación con junio en todas las provincias excepto en Valladolid. En el resto de las provincias el paro bajó en Ávila en 308 personas, una caída del 2,99 por ciento; en Burgos, en 73 personas paradas menos (-0,44 por ciento); en León, 549 parados menos (-1,94); en Palencia, siete parados menos (-0,09); en Salamanca, 47 parados menos (-0,22 por ciento); e n Segovia, 179 parados menos (-2.37); en Soria, 41 parados menos (-1,31) y en Zamora, 601 parados menos (-5,55). 
En comparación con julio de 2018 el paro bajó en  en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Zamora, donde hay 829 parados menos, una caída del 7,50 por ciento; seguida de Palencia, con 577 desempleados menos y una bajada en términos absolutos del 6,6 por ciento; y Valladolid, con una bajada del 5,83 por ciento (1.809 desempleados menos). 
Le sigue Ávila, con una reducción del 5,56 por ciento (587 parados menos); León, -5,30 por ciento (1.551 parados menos); Salamanca, -4,68 por ciento (1.031 parados menos); Segovia, -4,50 por ciento (285 parados menos); Burgos, -3,4 por ciento (588 parados menos) y Soria, cona un descenso del 0,48 por ciento, es decir, 15 desempleados menos. 
Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (131.973) se reparte del siguiente modo: Ávila, 9.978; Burgos, 16.549; León, 27.714; Palencia, 8.165; Salamanca, 21.014; Segovia, 6.050; Soria, 3.081; Valladolid, 29.195, y Zamora, 10.227.
Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en mayo cayó en servicios (-2.286), agricultura (-873), construcción (-782) e industria (-650) con menor incidencia en el colectivo de sin empleo anterior (-91). 
En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 11.676 son extranjeros, 4,81 por ciento menos que en 2018) se distribuye por sectores del siguiente modo: 90.006 en el sector servicios; 13.744 en el colectivo de sin empleo anterior; 12.061 en industria; 9.054 en construcción y 7.108 en agricultura. 
En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 78.575 mujeres y 53.398 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 5.597 frente a 4.976.
Mientras tanto, la contratación subió en Castilla y León en el mes de julio, cuando se firmaron 106.285 contratos, un 13,18 por ciento más que en el mes anterior (12.376 contratos más en términos absolutos), frente a un aumento nacional del 8,49 por ciento. Castilla y León registró el séptimo mayor incremento de la contratación del país con subidas en todos los territorios. 
Además, en términos interanuales la contratación aumentó un 3,72 por ciento en Castilla y León (3.816 contratos más), frente a un incremento del 4,45 por ciento de media nacional. 
Por provincias, la contratación aumentó en todas y así en Ávila creció un 21,02 por ciento (1.297 contratos); en Burgos, +4,76 por ciento (680 contratos); en León, +18,82 (2,478 contratos); en Palencia, +16,3 (1.398 contratos); en Salamanca, +5,71 (662 contratos); en Soria, +24,3 (904); en Valladolid, `12,38 (2.733) y en Zamora, + 14,7 por ciento y 849 contratos. 
En comparación con julio de 2018 la contratación caae en Palencia, un 0,33 por ciento (33 contratos menos); en Salamanca, un 6,06 por ciento (-791 contratos) y en Valladolid u -1,32 por ciento (-88 contratos). Por contra, aumenta en Ávila un 2,20 por ciento (161 contratos), en Burgos, un 1,25 por ciento (185); en Leónm un 1,88  por ciento (289); en Segovia un 17,3 por ciento (1.473 contratos); en Soria, un 6,4 (278) y en Zamora, un 6,04 por ciento (2.060 contratos). 
Finalmente, la contratación indefinida bajó en el último mes con respecto a junio en Castilla y León un 2,74 por ciento (3201 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 7.129 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior aumentó un 6,63 por ciento. 
Por provincias, en julio respecto al mes anterior la contratación indefinida en Ávila bajú un 8,61 por ciento; en Burgos, un -3,9 por ciento; en León, un 20,03 por ciento menos; en Palencia, un -7,33; en Salamanca, un -2,21 por ciento; en Segovia, un aumento del 39,72 por ciento; en Soria, una subida del 17,9  por ciento; en Valladolid, un -0,11 por ciento; y en Zamora una caída del 13,48 por ciento. 
En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León bajó un 2,29 por ciento (167 contratos indefinidos menos). En este caso, en España la contratación indefinida con respecto al año anterior descendió un 2,33 por ciento (4.438 contratos indefinidos menos). 
En este caso crece la contratación respecto a hace un año en Ávila, un 1,92 por ciento; en Salamanca un 3,7 por ciento; en Segovia, un 11,5 por ciento y en Zamora un 18,92 por ciento. Por contra, cae en Burgos un 10,9 por ciento; en León, un 0,08; en Palencia, un 21,6 por ciento; en Soria, un 15,7 y en Valladolid, un 1,63 por ciento.