scorecardresearch

Iveco aplicará el ERTE sin el acuerdo con los sindicatos

Óscar Fraile
-

La empresa dio este jueves por finalizado el periodo de consultas tras no lograr un acercamiento con los trabajadores y aplicará esta medida de forma unilateral

Instalaciones de Iveco en Valladolid. - Foto: Ical

Iveco dio este jueves por finalizado el periodo de consultas abierto tras la propuesta de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), y lo hizo sin acuerdo con los sindicatos, que entienden que la empresa dispone de otras medidas de flexibilidad antes de ir a la regulación. Las dos reuniones que mantuvieron las partes no han servido para avanzar y la Dirección anticipó su intención de aplicar esta medida de forma unilateral. Así, se reserva la posibilidad de parar 21 días de aquí hasta final de año ante el previsible desabastecimiento de semiconductores y otras piezas, un problema que afecta a todo el sector de la automoción.

Desde UGT pidieron que se haga uso de la «flexibilidad negativa» para solventar esas posibles paradas y, si no fueran suficientes, estaría dispuesto a aceptar el ERTE. «Somos conscientes de los problemas de abastecimiento de piezas en los que está inmerso el sector, pero la flexibilidad puede permitir que absorbamos esos días de desaprovisionamiento sin tener que recurrir, al menos inmediatamente, a un ERTE», señalan fuentes del sindicato, quienes reconocen que la regulación ha sido una medida «útil» en otras ocasiones.

Por su parte, CCOO mantuvo en la reunión de este jueves la misma postura que en anteriores reuniones. «No vemos razonable la presentación de un ERTE cuando estamos trabajando sábados adicionales y la gran mayoría de la plantilla tiene el saldo de horas en positivo», señalan desde el sindicato.

Mucho más crítico se mostró CGT, quien se reservó la posibilidad de «denunciar esta imposición» tras una consulta que realizará a su asesoría jurídica. «Tenemos claro que este ERTE puede paliarse con las medidas que recoge el convenio para estos casos», explican desde el sindicato. «La bolsa de flexibilidad media de la plantilla está en +63 horas, que son casi ocho jornadas de trabajo, y esa bolsa podría llegar a -200, lo que significa que la empresa tiene un margen de 33 jornadas en las que puede utilizar flexibilidad negativa, y el ERTE que pide es de 21 jornadas», señalan las mismas fuentes. CGT también incide en que en el nuevo convenio «la flexibilidad ha sido modificada» para hacer frente a la falta de piezas sin tener que recurrir a estos ERTE.

Un momento delicado de las relaciones

Las relaciones entre la Dirección de Iveco y los sindicatos no pasan por su mejor momento. Este desencuentro se suma al que las dos partes protagonizaron en las últimas semanas por la falta de acuerdo sobre el convenio colectivo. La plantilla rechazó en referéndum la última propuesta de la empresa, que se negó a modificarla, una situación que derivó en varias jornadas de huelga que lograron paralizar la producción. Pero, en vista de que la multinacional no daba su brazo a torcer, los sindicatos sometieron otra vez a consulta entre la plantilla la oferta de la Dirección, con el aviso de que el siguiente paso, en caso de rechazarla, sería convocar una huelga indefinida. Ante estas perspectivas, la plantilla votó mayoritariamente por el 'sí'.

ARCHIVADO EN: UGT, Sindicatos, CGT