Sin seguro, ni ITV... y quintuplicando la tasa de alcohol

D.V.
-

La Policía Local sorprende la madrugada del viernes al sábado a una conductora que dio 1,3 en el control. Fue interceptada tras cometer una infracción en la calle San Quirce

Cuadruplica la tasa de alcohol tras dormirse al volante

La Policía Municipal de Valladolid ha sorprendido a una conductora que quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia, circulaba sin seguro y con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) caducada. Los hechos produjeron en torno a las 6.30 horas del sábado día 1, cuando una patrulla observó la infracción cometida por un vehículo en la calle San Quirce, por lo que le dio el alto ante la sospecha de que su conductor pudiera circular bajo los efectos del alcohol.

Los agentes practicaron las correspondientes pruebas de alcoholemia a su conductora, una mujer que arrojó una tasa de 1,3 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el límite se establece en 0,25. Además, se comprobó que el coche carecía de seguro obligatorio y no tenía ITV en vigor.

Además de imponer las sanciones correspondientes por el seguro y la ITV, la Policía realizó diligencias para su entrega en el juzgado, ya que la tasa con la que la mujer circulaba puede ser constitutivo de un delito contra la seguridad del tráfico, al superar 0,6 (a partir del cual se considera infracción penal).

CAMPAÑA DE ALCOHOL Y DROGAS

Precisamente la Policía Municipal de Valladolid se suma entre este lunes, 3 de junio, y el domingo 9 a la campaña que la Dirección General de Tráfico va a llevar a cabo para intensificar la vigilancia para prevenir el consumo de alcohol y drogas al volante. Según ha informado el cuerpo, la campaña tiene "especial importancia e incidencia" en las zonas urbanas donde estos consumos son más frecuentes por la existencia de multitud de locales de ocio, que actúan como reclamo para los conductores, sobre todo los más jóvenes. Por eso, a los ya habituales controles preventivos que realiza la Policía Municipal, se realizarán controles por toda la ciudad las 24 horas del día de una forma discrecional mientras dure esta campaña.

Es objetivo prioritario de esta campaña, según las mismas fuentes, tratar de conseguir bajar del 1 por ciento los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios. Como recuerda la Policía, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre dos y 15 el riesgo de sufrir un accidente. "No sólo está relacionado con una mayor accidentalidad sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas", subraya.