Cuando en Mojados se fraguó el imperio sin noche

R. Gris
-
Cuando en Mojados se fraguó el imperio sin noche

Mojados volverá a recrear la llegada de Carlos V a Mojados donde se reunió con su hermano Fernando para preparar su entrada en Valladolid en 1517 para ser coronado Rey

Mojados volverá a celebrar el próximo fin de semana, del 5 al 7 de julio, una nueva edición de Corazón de un Imperio, con el mercado renacentista, el desfile de las comitivas, talleres, música, teatro... En 1517, embarca rumbo a España, junto a su hermana mayor Leonor, el que sería con el tiempo Emperador del Sacro Imperio Romano Germano, el famoso Carlos I de España y V de Alemania, el rey que forjó aquella leyenda de que en sus posesiones nunca se ponía el sol, y que con el tiempo heredaría su hijo Felipe II.
Desembarcó en Tazones (Asturias), por error, ya que su deseo era haberlo hecho en Laredo (Cantabria). Tras visitar en Tordesillas a su madre, la reina Juana y conocer a su hermana más pequeña, Catalina, se reunirá en Mojados con su hermano Fernando, al que tampoco conocía, con el fin de preparar su entrada en Valladolid donde él quería ser nombrado rey por las Cortes Castellanas. 
Esta reunión tuvo una importancia vital, ya que en este encuentro Fernando, hincó la rodilla en tierra y se postró ante su hermano reconociéndole como el futuro Rey de Castilla, ya que su difunto abuelo Fernando el Católico y su viuda, Germana de Foix, estaban preparando a su nieto Fernando para este cargo, y tenía a su lado a muchísimos nobles fieles que deseaban un rey nacido y educado en España y no un rey que ellos consideraban extranjero.
De este modo la fortuna quiso que en esta localidad se dieran cita, sin saberlo aún, dos emperadores (los hermanos Carlos y Fernando), una reina (Leonor, que lo sería de Portugal, y posteriormente, y al quedarse viuda, de Francia) y el regente Adriano de Utrech, que llegaría a ser Papa. De este modo ‘Mojados, corazón de un Imperio’, tiene como objetivo rememorar acontecimientos de esta época, a través de teatralizaciones, animaciones, desfiles, talleres y actividades de animación callejera. 
Por ello, este fin de semana, Mojados volverá a rememorar este importante acontecimiento histórico. Durante el fin de semana, los visitantes también podrán disfrutar «de los 60 puestos» del Mercado Renacentista y revivir el trabajo diario y la vida cotidiana del municipio en otra época.