Acuerdo para un plan de salud a personas vulnerables

SPC
-

Laura Domínguez (Podemos) agradece el consenso pero pide a PP y Cs que dejen de "embarrar y hacer ruido"

Isabel Blanco y Verónica Casado. - Foto: Ical

Las Cortes de Castilla y León acordaron hoy por casi por unanimidad, solo se abstuvo Vox, establecer un Plan de Salud para Hogares Vulnerables y complementar en las ayudas de emergencia de la red de protección a las familias el suministro de mascarillas para personas con recursos.

La proposición no de ley, defendida por la parlamentaria de Podemos, Laura Domínguez, recibió el consenso de la Cámara después de que PP y Cs recogieran los dos primeros puntos, relativos al plan de salud para hogares vulnerables, y presentarán una enmienda a los dos restantes destinados valorar los problemas de salud mental en la atención primaria y completar en las ayudas de emergencia el uso de mascarillas por personas con menos recursos, como informa Ical.

“Agradezco el consenso pero no vengan a embarrar y hacer ruido”, cerró el debate Domínguez después de aceptar las propuestas de Cs a las que se sumó el PP, si bien antes realizaron una serie de reproches al Gobierno, por lo que la procuradora morada confió en que los ‘populares’ de Castilla y León no sigan la senda de Pablo Casado. 

En la presentación de la iniciativa, la procuradora de Podemos argumentó que las familias vulnerables han añadido en esta crisis un mayor riesgo de contagio y resaltó que la equidad es dar a cada uno lo que necesita, a la vez que censuró que en estos años se haya dejado de invertir en la atención primaria para contar con una sanidad de calidad. 

Domínguez, que esgrimió una serie de datos para “desmontar” que Castilla y León tengan los mejores servicios de España como la pérdida de 256 millones en dependencia con el “decretazo” de Rajoy, subrayó que el gasto mensual en mascarillas es al menos de 120 euros , que no es asumible para quien percibe 500 euros.

En la proposición no de ley, planteó un Plan de Salud para Hogares Vulnerables e implementar una partida presupuestaria destinada al suministro de mascarillas para personas y familias sin recursos que se distribuyan desde las entidades locales en colaboración con los servicios sociales municipales.

Ambas propuestas fueron recogidas por la procuradora de Cs Blanca Negrete, que planteó sendas enmiendas a los puntos tercero y cuarto de la PNL para valorar los problemas de Salud Mental derivados de una situación de vulnerabilidad en todos los niveles sanitarios y complementar en las ayudas de emergencia de la Junta el gasto en mascarillas para personas con menos recursos.

La ‘popular’ Paloma Vallejo, que instó a recoger la enmienda de Cs, defendió que a su grupo le preocupan “mucho” las personas en exclusión social y recordó que existe una red de protección a familias que ha atendido a 60.000 personas, 1.773 intervenciones de acogida y alojamientos a personas sin techo y 499 nuevas familias perciben las renta de ciudadanía.

Sobre las mascarillas, Vallejo afeó que la orden para su uso obligatorio por parte del Gobierno es del 20 de mayo cuando se había conseguido aplanar la curva y ya había más de 30.000 fallecidos por el virus. 

Por su parte, la socialista Inmaculada García subrayó que el virus ha tenido más incidencia en personas y grupos vulnerables “estigmatizados”, aseguró que hay familias que no tienen capacidad para asumir el gasto en mascarillas, afirmó que dormir en un albergue aumenta el riesgo de contagio e instó a tomar medidas para que “nadie se quede atrás” en esta pandemia.

García, médico de familia de profesión, argumentó que se trata de un virus nuevo que se está conociendo, de ahí que se adopten las medidas en función de la evolución, y preguntó al PP si este partido tiene todos los datos desde el principio.