La UVa dará Ingeniería Biomédica y reduce plazas en Economía

Óscar Fraile
-

El nuevo grado ofrecerá 40 vacantes y la institución dejará de impartir Ingeniería Agrícola y de Medio Rural porque INEA, institución donde se estudia, ha pasado a ser centro adscrito de la Universidad de Comillas

Instalaciones de la Universidad de Valladolid.

La Universidad de Valladolid presentará para el próximo curso algunos cambios en la oferta académica respecto al actual. Y todos tendrán lugar en el Campus de Valladolid, con la incorporación de un nuevo grado, la pérdida de otro y la reducción a la mitad de las plazas en el grado de Economía.
Una de las principales novedades es la puesta en marcha del grado en Ingeniería Biomédica, que se impartirá en la Facultad de Medicina, aunque algunos de los talleres se trasladarán a la Escuela de Ingenierías Industriales. Ofertará 40 plazas durante el primer año y será un grado de «carácter transversal» que busca «lograr la excelencia en formación e investigación interdisciplinar entre la ingeniería y la medicina. Así, en el primer curso se impartirán asignaturas como Química, Biología celular, Álgebra y Bioestadística, y en los tres restantes se abordará, entre otras cosas, la biomecánica, bioinformática y robótica médica. Entre las optativas están cirugía aplicada, neumonología computacional y sistemas de información clínicos y telemedicina. 
El responsable del Grupo de Ingeniería Biomédica y coordinador del nuevo grado, Roberto Hornero,  destaca el ato grado de empleabilidad que tendrán estos titulados, con unas variadas salidas laborales. «Cada vez hay más empresas en el sector de tecnología médica, más de 2.700 en el año 2015, según la Asociación Española de Bioempresas, que demandan mucho este perfil, es decir, profesionales que tengan conocimientos de ingenería, de medicina y de biología», señala. Según él, estos profesionales también tendrán «un papel muy importante» en los hospitales «por la demanda de todos los equipos tecnológicos». Otra salida profesional será las empresas de I+D que apuestan por el Big Data.
La previsión que hace Hornero no es gratuita. Hay otras 15 universidades en España donde ya se ofrece esta titulación y el grado de inserción laboral en todas ellas es muy alto. Además, hace más de seis meses los responsables de poner en marcha este grado se pusieron en contacto con empresas que se han ofrecido a acoger a alumnos en prácticas, además de apoyar, a través de una carta, esta nueva titulación. Entre estas empresas están Siemens, Philips, Cartif, Cidaut, Canon Medical, Quesos Entrepinares y Curium, entre otras. En total han sido más de 25 empresas las que se han interesado por estos futuros alumnos.
La demanda para cubrir esas 40 plazas es una incógnita, de momento, pero los organizadores confían en que sea «muy alta». De hecho, en otras universidades la nota de corte suele ser muy alta. «Hay regiones limítrofes, como Asturias, Cantabria, La Rioja, Castilla-La Mancha y Extremadura donde no se imparte este grado, y nosotros no solo queremos captar alumnos de Castilla yLeón, también de otras comunidades», añade.
El nivel de exigencia de esta nuevo título será el propio de una ingeniería, aunque la UVa avisa de que es deseable que los aspirantes tengan «buena formación previa» en matemáticas, física, química, biología y programación. Hornero destaca que este grado será una realidad gracias al apoyo del Rectorado, del Hospital Clínico Universitario y de varios grupos de investigación, como el Instituto Universitario de Oftalmobiología Aplicada y el Instituto de Biología y Genética Molecular.
Un grado menos. El único grado que desaparecerá el próximo curso de la oferta académica de la UVa, en el Campus de Valladolid, será el de Ingeniería Agrícola y del Medio Rural, pero eso no significa que los vallisoletanos no puedan seguir estudiándolo, ya que se seguirá impartiendo en la Escuela Universitaria de Ingeniería Agrícola (INEA), que antes dependía de la UVa y ahora ha pasado a ser un centro adscrito de la Universidad de Comillas. No obstante, la UVa seguirá ofreciendo este grado en el Campus de Palencia, donde oferta 25 plazas, donde también se ofrecen otros estudios similares, como un grado en Ingeniería de las Industrias Agrarias y Alimentarias.
Por otro lado, Economía es el único grado con cambios en el número de plazas. De los 120 de los últimos cursos se pasa a 60, por una cuestión de demanda. «Llevamos ya cinco años en los que la demanda se sitúa entre 65 y 80 alumnos, de modo que hemos decidido hacer un ajuste temporal porque el grado ofrece un número de plazas que yo creo que fue excesivo desde el primer año», explica el decano de la Facultad de Economía, José Antonio Sanz. Según él, no se trata de una decisión definitiva, ya que el número de plazas podría volver a aumentar el los cursos venideros si se detecta un aumento de la demanda.
El primer año de implantación de este grado, hace cerca de una década, se interesaron por él unos cien alumnos, pero la cifra ha ido bajando poco a poco cada año, tal y como reconoce el propio decano. «La oferta es muy variada en Valladolid y ahora nos llega menos gente», señala. Una evolución que también achaca a la caída de la natalidad que se ha producido en Castilla y León durante las últimas décadas.
La UVa ofrecerá el próximo curso 46 titulaciones de grado en las doce facultades o escuelas del Campus de Valladolid. Derecho, Educación Primaria y Medicina serán las que más plazas dispongan, con 180, frente a las cinco del programa de estudios conjuntos formado por el Grado en Matemáticas y el grado en Ingeniería Informática de Servicios y Aplicaciones.