Tudanca: "Seré igual de exigente con Sánchez que con Casado"

S. González
-
Luis Tudanca se sometió a las preguntas de Leticia Sánchez, subdirectora de Informativos de RTVCyL; Óscar Gálvez (2i) y Joaquín S. Torné (i), director de Diario de León, junto al moderador Luis Miguel Torres. - Foto: Ical

El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta ve «difícil» llegar a un acuerdo sobre la financiación autonomica, promete más fuerza de la Comunidad en España y no se cierra a pactar con Cs o Podemos

Según el barómetro del CIS, por primera vez desde los años 80 el PSOE obtendría más escaños que ningún otro partido de la Comunidad ¿Qué valoración hace?
Siempre interpreto las encuestascon mucha prudencia, pero es más fácil trabajar para que las encuestas se hagan realidad que para cambiarlas. Llevamos muchos años luchando contra las encuestas y ahora estamos en un buen momento. Esto viene a refrendar que el PSOE por primera vez en 30 años está en disposición de ganar las elecciones. Es una motivación más para afrontar estos procesos.

¿Qué ha cambiado para que el panorama sea ahora tan distinto?
A nivel nacional ha cambiado el panorama sociológico, político, partidista… pero yo creo que el cambio es mucho más intenso a nivel regional. Después de 23 años de gobierno de la derecha estamos hablando de un proyecto completamente fracasado, de corrupción, que nos está lastrando mucho. Y ahora confío en que los ciudadanos vean en nosotros una alternativa decente y sensata para gobernar Castilla y León. No se trata de que la gente vea mal al PP, sino que nos vea capaces de hacernos cargo del futuro de la Comunidad.

¿Esa fragmentación de la derecha ayuda a que el PSOE aparezca como un partido de gobierno?
Sin duda. La gente valora la unidad y la fortaleza. Si no eres capaz de gobernar en tu casa, dificilmente te van a confiar la gestión de la suya. Nosotros hemos construido durante los últimos años un proyecto de partido fuerte. Además, la fragmentación de las derechas tiene más que ver con siglas que con ideas, porque cada vez hay menos diferencias, por desgracia. Pero yo creo que tiene más que ver con nuestras fortalezas que con sus debilidades.
¿Vamos hacia una legislatura de gobiernos de coalición?
Hay que respetar lo que voten los ciudadanos. Pero lo que no va a haber son gobiernos con mayoría absoluta. No es necesariamente malo, parece que se suspiraba porque hubiera mayor capacidad de diálogo. Al final la política es eso, porque entenderse con los que piensan como tú es muy sencillo. El merito es entenderse con el que piensa diferente y ofrecer propuestas que unan y que no dividan.
¿Cómo van a lograr hacerse hueco los candidatos autonómicos y locales en un escenario tan marcado por los posibles escenarios nacionales tras el 28-A?
Eso es una preocupación mayor para quién no ha hecho los deberes y que ahora quiere colocar sus ofertas electorales a última hora. Nosotros llevamos cuatro años trabajando muy seriamente con colectivos, con el territorio, pisando el barro y haciendo kilómetros. Nosotros llevamos cuatro años hablando de nuestros planes, y lo vamos a seguir haciendo porque nos jugamos mucho. Si hay una tierra que necesita un cambio, no ya de gobierno o de presidente, sino profundo y de calado es ésta.
Cs dice que no va a pactar con Pedro Sánchez, pero a nivel autonómico parece que su única opción ¿contempla gobernar con ellos? 
Los pactos lo van a decidir los ciudadanos cuando voten, y en nuestro caso serán nuestros militantes los que tengan que aprobar los pactos. Pero lo importante no es tanto pactar con quién sino pactar para qué. Si estamos hablando de regeneración democrática y Ciudadanos está en eso, podemos hablar, pero esto me vale también para Podemos. Si hablamos de cambiar el modelo económico y productivo o recuperar la sanidad pública, me valdrá para gobernar. Solo con las iniciativas que hemos votado en las Cortes de forma conjunta PSOE, Podemos y Cs, ya tenemos un programa de gobierno magnífico.
El alcalde de Valladolid y portavoz nacional de su partido parece desvincularse del planteamiento del PSOE sobre la lucha contra la despoblación, ¿ha hablado con él?
El discurso del PSOE sobre la despoblación está claro, y no tiene que ver con las palabras sino con los hechos. El alcalde de Valladolid tiene que defender su ciudad, pero no representa en materia de lucha contra la despoblación la voz del PSOE nacional ni autonómico. Así de claro. El PP lleva gobernando 33 años, ha hecho que perdamos más población que nadie en toda España. Se van cada año 25.000 personas, los datos de población son peores que en la epidemia de la gripe de 1918, estamos viviendo una pandemia que es fruto de la gestión del PP. Ojalá todos los dirigentes municipales consiguieran los datos de crecimiento, de mejora del empleo, de turismo, de cultura, que tiene Valladolid. 
Sin embargo, el Gobierno se comprometió a aprobar la estrategia para el reto demográfico y solo ha acordado las directrices.
Eso es el primer paso. Es que este Gobierno lleva diez meses y por fin hay iniciativa. Rajoy en año y medio no hizo nada. Nosotros en diez meses tenemos las directrices aprobadas, fondos destinados y medidas en marcha.
¿Prevé en un escenario de negociaciones y acuerdos complicados para la financiación autonómica?
Va a ser difícil, pero creo que tenemos una ventaja porque firmamos un acuerdo todos los partidos políticos de Castilla y León. Me parece que es un debate que está conectado con la fiscalidad, y me parece demagogo y populista que le digan a la gente que van a exigir una mayor financiación mientras quieren bajar los impuestos, porque esos fondos salen de los impuestos de todos los españoles.
¿Y cuál será su tono si coinciden  usted como presidente de Castilla y León y Sánchez de España?
El mismo que si fuera el presidente Pablo Casado. La misma exigencia y reivindicación, porque yo represento a los castellanos y leoneses y el interés de esta Comunidad.