scorecardresearch

Leganés, parada para el impulso

M.B
-

El Real Valladolid visita este domingo (16.00 horas) Butarque, un estadio en el que no juega desde junio de 2020, cuando lo hizo en el primer partido tras el confinamiento por la covid

El último once del Pucela se conjura para la victoria en el encuentro ante el Málaga. - Foto: realvalladolid.es

El Real Valladolid regresa este domingo a Butarque, un estadio donde ha jugado en un par de ocasiones en Segunda, otras dos en Primera y una más en la Copa del Rey. No es que la historia le sea muy favorable, ya que solo ha ganado una vez. Pero cuando lo hizo, supuso un cambio, un clic, un impulso... y eso es lo que buscará en esta ocasión a partir de las 16.00 horas en Leganés. Esa victoria es reciente, en la última ocasión que jugó allí, el 13 de junio de 2020, en el primer encuentro tras el confinamiento por la covid. Ese triunfo dio un empujón a un conjunto que peleaba por no descender y que acabó salvándose más o menos con solvencia.

Lo de este domingo es otra historia, y nunca mejor dicho. El Real Valladolid vuelve al estadio del Leganés con buenas sensaciones en muchos tramos de sus partidos, pero con solo una victoria en las últimas seis jornadas, revirtiendo la mala dinámica de tres derrotas seguidas con ese triunfo y dos empates. Pero sumar de uno en uno en esta Liga no sirve y por eso el Pucela arranca la décima jornada en la novena plaza, a dos puntos de los puestos de playoff y a seis del ascenso directo.

Pacheta ha tenido que cambiar, en este tramo liguero, de dibujo por las bajas en el centro de la defensa, pasando de jugar con cinco atrás a cuatro; y parece que ha dado con la tecla. Ahora, con más efectivos habrá que ver si mantiene su idea inicial o se decide por la que optó al coincidir varios lesionados y sancionados.

Además, para este domingo hay varias incógnitas más. La primera es ver cómo llegan todos los internacionales, sobre todo Gonzalo Plata, que tenía compromiso con Ecuador el jueves por la noche (Janko ya trabajó en Valladolid el jueves por la mañana). La segunda, saber si optará por dos puntas natos, Sergio León y Weissman, al tener lesionado a Cristo González (y sin recambios). Y la tercera si convocará a los jóvenes Dalisson y Slavy (éste ya con minutos en el partido contra el Málaga). El Hacen, Hugo Vallejo, Hervías y Raúl Carnero, además de Cristo, no estarán por lesión.

En Butarque espera un Leganés que, aunque ocupa puestos cercanos al descenso (es 18º), solo tiene tres puntos menos que los blanquivioleta, gracias a sus dos triunfos y tres empates (es decir una victoria menos que el Real Valladolid). En su feudo solo se ha impuesto al Amorebieta, empatando con el Burgos y el Lugo, y perdiendo contra el Ibiza. 

Con Asier Garitano en el banquillo, el conjunto pepinero cuenta con refuerzos de primer nivel esta temporada, con Fede Vico, ex del Granada a la cabeza; Cheick Doukouré, del Levante; Ivan Villar, portero cedido del Celta; el regreso de Rubén Pardo... que se unen a los Asier Riesgo, Bustinza, Omeruo o Sabin Merino. Además, dos ex se cruzarán en el camino del Pucela. Por un lado, el recién llegado Bruno González, central que es indiscutible desde su llegada a Leganés este pasado verano; y por otro, Jose Arnaiz, que lleva ya cuatro años en Butarque. El que ya no está es el delantero vallisoletano Miguel de la Fuente, que este verano quedó libre, fichando finalmente por el Alavés.

aficionados. Por otro lado, volverá a haber afición del Real Valladolid en las gradas, como ya ocurriese en Ponferrada. Así, habrá 235 aficionados en la zona visitante mientras que se contará con algunos más que han comprado sus entradas en otras ubicaciones del estadio. Por otro lado, la Federación de Peñas del Real Valladolid, que este jueves inauguró la Peña Blanquivioleta de Alcazarén, ha vendido ya las 170 entradas que tenía disponibles para peñistas. Habrá otras 400 aproximadamente, que pondrá a la venta en breve el club.