Frieda's Still in Love cierra el 'Unfinished' del Herreriano

C. Combarros (Ical)
-

Los paisajes sonoros de Combray dejarán paso a la banda vallisoletana en una actuación abierta hasta completar el aforo donde presentarán su quinto álbum de estudio

Frieda’s Still in Love cierra el 'Unfinished' del Herreriano

La luz y la oscuridad, la tempestad y la calma, la rabia y el sosiego confluyen en las cinco poderosas canciones que conforman ‘Frieda’s Still in Love’, el quinto álbum de estudio de la banda vallisoletana homónima, que el próximo jueves, 12 de diciembre, pondrá el broche final al ciclo de música experimental ‘Unfinished’, promovido por el Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español. La Capilla de los Condes de Fuensaldaña acogerá un concierto con entrada libre hasta completar el aforo, que arrancará a las 20.30 horas con la actuación de Combray, el proyecto de Raúl Burrueco, y que culminará con Frieda’s Still in Love a los mandos.

Esa doble actuación culminará un ciclo que arrancó el pasado 3 de octubre de la mano de Oscilaciones (el laboratorio de sonidos del vallisoletano Ángel Román) y la inquieta exploración de nuevos sonidos y estructuras abstractas de Los Sara Fontán. El 18 de octubre fue el turno para la apuesta electrónica del vallisoletano Nacho Román y el ‘ambient’ del malagueño Pepo Galán, y la tercera y penúltima sesión del ciclo fue la de Ainara LeGardón, que interpretó en el claustro su pieza sonora performativa ‘Ecosistemas sonoros piensan, aprenden’.

El fotógrafo, músico y coordinador del ciclo Ricardo Suárez, integrante además de Frieda’s Still in Love, confiesa estar “contento” por el desarrollo del ciclo y “agradecido” tanto al Museo como a los espectadores que han asistido a los conciertos, respaldando la propuesta y disfrutando con ella. “Era la primera vez que se organizaba algo así, con proyectos que no son mayoritarios. El público ha respondido y hemos podido ver propuestas muy interesantes que apenas habían tenido visibilidad en la ciudad”, señala en declaraciones recogidas por Ical.

En su opinión, se ha cumplido uno de los objetivos con los que se creó ‘Unfinished’, que era intentar atraer hacia el Museo a otro tipo de públicos diferente del que habitualmente recorre sus salas. Con el subtítulo ‘Sesiones de experimentación’, el ciclo ha acercado al público vallisoletano el trabajo de músicos que llevan años “investigando o experimentando” en torno a los procesos creativos, buscando dar pasos al frente en un territorio aún por explorar.

Quienes se acerquen al Patio Herreriano el próximo jueves podrán descubrir en primera instancia el ‘ambient’ luminoso y cargado de texturas del sevillano Combray, que da forma en su propuesta a paisajes sonoros oníricos y evocadores. En esa línea sonora, pero desde un proyecto mucho más colectivo, se mueve la banda que tomará su relevo en el escenario: Frieda’s Still in Love, que comparte con Combray su interés por trabajar sobre texturas, atmósferas y paisajes sonoros.

La banda integrada por Fran Grande al bajo, Ismael Redondo en la batería y Juan Díez, Ricardo Suárez y Rubén Martín a las guitarras presentará así en vivo por primera vez en Valladolid su quinto disco de estudio, cinco temas que plasman su evolución desde su creación hace quince años.

Para Suárez, el sonido de la banda “se ha relajado un poco” en relación a la propuesta que plantearon en sus inicios. “Los primeros discos eran más agresivos, mucho más duros, y creo que eso también tiene que ver con la edad que teníamos cuando empezamos, unos 23 años. Obviamente no se ven las cosas igual cuando tienes 23 a cuando tienes treinta y muchos. Cada uno de los integrantes hemos tenido nuestra propia evolución personal y eso también se refleja en la música. Ahora todo es más tranquilo, se conserva la esencia del principio pero es todo más paisajístico, más poético... de otra manera”, reflexiona.

En su concierto, recorrerán los cinco temas que conforman su último álbum, grabado en el madrileño Estudios Brazil, bajo los mandos de Javier Ortiz, y masterizado por JJ Golden en el estudio californiano Golden Mastering. Además, el repertorio incluirá un par de canciones más, rescatadas de trabajos anteriores para cobrar nueva vida en el directo. Tras reconocer la satisfacción de todos los miembros de la banda por el sonido recogido en el disco, Suárez reconoce que el proyecto musical de la banda cobra todo su sentido en las actuaciones en vivo, ya que es entonces, cuando “ves, escuchas y sientes en directo” propuestas así, cuando “todo adquiere otra dimensión mucho más grande”.