Los vecinos piden mejoras de calles, mobiliario y dotaciones

M.Rodríguez
-

El Consistorio ha comenzado esta semana a valorar económicamente el más de un millar de propuestas de inversión recogidas para los presupuesto participativos de 2020. Las seleccionadas se votarán en octubre

Los vecinos piden mejoras de calles, mobiliario y dotaciones


La tercera convocatoria para elaboración de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Valladolid afronta una de las etapas cruciales después de salvar el impás de las elecciones municipales. Los técnicos municipales ya están valorando económicamente el más de un millar de peticiones vecinales recibidas y seleccionarán las que son viables para que se discutan y voten en las convocatorias de septiembre y octubre para su inclusión final en las cuentas del próximo años.
En esta edición, las restricciones de la Junta Electoral motivaron que las asociaciones de vecinos se encargaran del proceso de recogida de las propuestas para no retrasar el calendario previsto y tener listo a tiempo el listado de obras en el que invertir los cinco millones que reserva el Consistorio. Así, las asociaciones se encargaron de convocar las asambleas donde se han recogida más de mil ideas para aplicar en cada una de las diez zonas en las que se ha dividido la ciudad, cada una de las cuales dispone de 500.000 euros para sus obras.


Los vecinos piden mejoras de calles, mobiliario y dotacionesLos vecinos piden mejoras de calles, mobiliario y dotaciones - Foto: Jonathan TajesPequeñas inversiones. En esta ocasión abundan las peticiones de más mobiliario urbano, como la instalación de mas bancos o fuentes públicas, además de propuestas de más iluminación de calles o zonas verdes. Los vecinos también han acudido a esta convocatoria de los presupuestos participativos para hacer llegar al Consistorio sus propuestas para el arreglo de calles, la reparación de aceras o la implantación de nuevos accesos a barrios de reciente creación.
En el apartado urbanístico, el que recibe más ideas, no faltan también grandes proyectos o inversiones que quizás no se pueden incluir en estas partidas o que corresponden a otras administraciones. Así, hay vecinos que proponen desde la construcción de una pasarela sobre la carretera Soria uniendo el parque de Canterac, desde la Ermita San Isidro hasta el parque de la fuente de  la Salud, que ayudaría a crear un gran corredor verde entre dos barrios. Los hay que proponen que en los cuarteles vacíos de la carretera de Madrid para se construya una Casa de la Cultura o que se realice un proyecto arquitectónico para transformar el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Vadillos en centro comunitario, viviendas protegidas para jóvenes y mayores.
Una propuesta llamativa es la creación de una pequeña rotonda que elimine el cruce del paseo de San Isidro con el paseo de Juan Carlos I, adornada con grupo escultórico dedicado a los Comuneros de Castilla, rodeado de césped, y peatonalizar la calle López Gómez. También hay quien propone recuperar el atrio de la iglesia de la Antigua o el antiguo Cine Castilla.


Entre las sugerencias también hay muchas que piden más carriles bicis o que se de continuidad a los que existen y se conecten entre ellos. También se pide más puntos de préstamo de Vallabici, pero también reclama la construcción de aparcamientos para bicis de residentes, cerrados y seguros que eviten subirlas a las casas particulares, además de postes para cargar las eléctricas. Como en años anteriores se repiten las peticiones para un rocódromo, pistas de skate o de ‘pump track’ y parques de juego de niños mayores de ocho años, en zonas como La Pilarica, con opciones para practicar escalada, red tridimensional, o tirolina.


Otra petición recurrente es la instalación de mesas de pícnic en los parques o la puesta en funcionamiento de un pequeño auditorio en el parque del Canal de Castilla, así como mejorar las instalaciones del parque de Las Norias. También se propone crear un camino en la margen derecha del río Pisuerga, a la altura de las calles Leopoldo Castro y Arzobispo José Delicado, uniendo los tramos ya existentes o la señalización con pequeños hitos de los puntos kilométricos en recorridos como el paseo la Esgueva y el parque Ribera de Castilla para las personas que salen a andar, correr o en bicicleta.


También hay ideas para embellecer la ciudad que sugieren pintar los muros de espacios como el Doctor Villacián o Arco de Ladrillo. Opara hacerla más segura con la colación de espejos antipánico en varias zonas de Valladolid o la instalación de más desfibriladores semiautomáticos.