Lucas reclama al Ministerio un protocolo de seguridad

SPC
-

La consejera de Educación considera "inviable" mezclar la formación presencial y 'online' el próximo curso

Rocío Lucas. - Foto: Ical

La consejera de Educación, Rocío Lucas, consideró hoy "inviable", "muy complicado" y "prácticamente imposible" mezclar la formación presencial y 'on line' el próximo curso, ante la pandemia del covid-19. De esta manera, mostró su oposición a la medida planteada por la ministra Isabel Celáa de llevar a cabo un sistema de enseñanza mixto en el que el alumnado asista a clase por turnos, de mañana y tarde, o en días o semanas alternos, y trabaje en casa la otra parte del tiempo.

En cuanto al límite máximo de alumnos por aula el curso que viene, que podría ser de quince, Lucas aseguró que hay centros que están preparados para aplicar una distancia de seguridad, de dos metros. En cambio, apuntó que hay otros colegios e institutos que requerirían de actuaciones o aprovechar espacios comunes para la apertura de las clases, aseguró en declaraciones recogidas por Ical. En todo caso, la consejera exigió al Ministerio de Sanidad un plan y un protocolo de seguridad y salud para la reapertura de los centros educativos de todas las comunidades, al igual que existe en otros sectores. "La ratio no es lo importante sino las medidas de seguridad", sentenció. Además, reclamó que esa ratio de alumnos por aula sea confirmada por la propia ministra porque, hasta ahora, no se ha transmitido a las comunidades autónomas.  

Preguntada por el futuro de las actividades extraescolares del curso 2020-2021, Rocío Lucas apostó por no aventurar lo que va a ocurrir dentro de cinco meses. "No es bueno aventurar porque generaría confusión de decir una cosa ahora y luego otra", aseveró.

Además, la consejera dejó claro que la vuelta a las aulas este curso dependerá de la fase en que se encuentre cada comunidad autónoma. "La Junta siempre ha apostado por la prudencia y la certidumbre. Queremos hacer actuaciones que luego no impliquen dar una marcha atrás, por haberse tomado de forma precipitada", precisó. En este sentido, recordó que la Comunidad está en fase 0 frente a la 1 del País Vasco, aunque expuso que la vuelta a las aulas del 15 de mayo a partir de Cuarto de la ESO en ese territorio se va a reconsiderar. "Estamos saliendo de la desescalada con la pandemia presente, por lo que las autoridades sanitarias deben determinar las actuaciones en el ámbito educativo", expuso.

Por otro lado, Lucas manifestó que el coste de las medidas de higienización y desinfección de los centros educativos correrá a cargo de la Junta, aunque precisó que una posible adopción de acciones que excedieran esta labor, recogidas en el protocolo, deberían ser pagadas por el Estado.  

En cuanto a la posibilidad de una marcha atrás del Ministerio para alcanzar un acuerdo sobre la promoción y titulación, la consejera aseguró que tiene voluntad de diálogo. Eso sí, subrayó que  estos asuntos están regulados en una ley orgánica aunque el Boletín Oficial del Estado (BOE) lo ha rectificado en una orden. "No es una declaración de voluntad sino de cumplir la ley", reconoció.