VTLP "decepcionada" con la propuesta de Gobierno del PSOE

D.V.
-
VTLP "decepcionada"con la propuesta de Gobierno del PSOE

Los concejales de VTLP consideran que deja a su formación "un papel marginal"

Los concejales electos de Valladolid Toma la Palabra han mostrado este lunes, horas después de la primera reunión de negociación de un acuerdo de gobierno, su "decepción" con la propuesta de reestructuración que ha formulado el PSOE ya que consideran que dejaría a su formación con "un papel marginal", con un notable recorte en el número de servicios que gestionarían las concejalías que han tenido a cargo estos cuatro años. Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos, que en la mañana de este lunes mantuvieron una primera reunión con los ediles electos por el PSOE Óscar Puente, Pedro Herrero y Charo Chávez en la que se plantearon sus primeras propuestas, convocaron "de urgencia" a las 13.30 horas para manifestar su desacuerdo con la estructura de gobierno que han propuesto los socialistas.

Manuel Saravia ha considerado que "la lectura que parece hacer el PSOE es que las urnas han entendido que VTLP ha hecho un mal trabajo y se le deben quitar responsabilidades", por lo que ha mostrado su "profunda decepción" con la propuesta socialista, hasta el punto de que Alberto Bustos ha recalcado que quieren "estar en el gobierno para tener incidencia en la vida de la ciudad", pero si entienden que no es así, consideran que no tendrían "espacio" en ese gobierno. Los concejales han incidido en que el problema no es la cantidad de concejalías, sino que entienden que esa redistribución se ha planteado desde un punto de vista "más cuantitativo que cualitativo", con lo que Saravia ha añadido que la propuesta "mantiene prácticamente igual las áreas" salvo las que gestionaba VTLP que "se trocean sin un criterio comprensible más allá de crear nuevas concejalías ad hoc para más personas".

Los ediles de VTLP han realizado unos cálculos en los que señalan que, tal y como reestructura el gobierno el PSOE y teniendo en cuenta el presupuesto que actualmente gestiona cada servicio, la gestión se reducirían en un 73 por ciento, mientras que el personal se queda en el 87,7%. Así, Urbanismo pasaría de gestionar 45,8 millones de euros a 15,2; y pasaría de 208 empleados a 51, el actual área de Medio Ambiente y Sostenibilidad, caería de 40 a 6,5 millones de euros y de 722 a 20 trabajadores; y en Participación pasaría a gestionar 5,5 millones frente a los 13,9 que tiene este año, y contaría con una plantilla de 57 funcionarios en lugar de 107. Saravia ha recalcado que, tras cuatro años de un gobierno "plural", el alcalde en funciones y candidato a la reelección, Óscar Puente, "debe valorar" si los concejales de VTLP "tienen deben tener peso para desarrollar proyectos importantes para la mejora de la ciudad o si debe tener un papel marginal".

Esta disyuntiva, ha advertido Alberto Bustos, será importante para la decisión que ha recordado que someterán a sus "bases", a lo que ha añadido que Puente les ha expresado que "quiere el acuerdo", por lo que ellos quieren pensar que "es así". Sin embargo, ha subrayado que una coalición "con esta estructura sería muy difícil". "El PSOE está en su derecho de diseñar un gobierno a su medida, incluso de gobernar en solitario, ahora bien si la búsqueda de un gobierno con VTLP es sincera, debe basarse en criterios cualitativos y no cuantitativos meramente", ha advertido Alberto Bustos. En todo caso, los ediles de VTLP han querido dejar claro que tiene "voluntad de acuerdo" y que, como ha explicado Saravia, esperan que en la reunión fijada para este martes a las 10.00 horas se pueda seguir el trabajo pero más enfocado a los proyectos y los objetivos que quiere abordar el nuevo gobierno para posteriormente abordar la estructura de este ejecutivo para "mejorar la vida de la ciudad".

 

"SIN LÍNEAS ROJAS" Saravia ha recalcado que no tienen "líneas rojas", y María Sánchez ha aseverado que están dispuestos incluso a no gestionar las mismas áreas que han llevado durante estos cuatro años, pero quieren que la nueva estructura municipal tenga "un sentido". De hecho, ha llamado la atención sobre el hecho de que la propuesta del PSOE venía "tal cual, sin justificación, más allá de distribuir los servicios" e incluso ya las personas que se encargarían de cada concejalía. Tampoco estarían en contra de que el Gobierno municipal cuente con doce concejalías pero se debe organizar con "sentido", no simplemente en lo relativo al número, pues ha considerado que hay ayuntamientos "con pocas áreas que funcionan muy bien y otros con muchas que van muy mal". Bustos ha precisado que mientras algunas áreas que ahora "funcionan bien" y tienen equipos acostumbrados a trabajar juntos se "dispersan" para "rellenar doce concejalías", con lo que se pierde en optimización de recursos. Por el contrario, ha señalado que Cultura y Turismo sería "muy sencillo" de separar porque atiende a "dos ámbitos muy distintos".

Mientras tanto, se crea una nueva concejalía, de Planificación y Recursos, a la que ha definido como "una especie de cajón de sastre", con materias de innovación, desarrollo económico, empleo, comercio o internacionalización -este área estaría gestionada, según la propuesta que ha hecho el PSOE a VTLP por la concejal Charo Chávez, que se incorpora al PSOE procedente del grupo de Sí Se Puede Valladolid-. Al mismo tiempo, María Sánchez ha llamado la atención sobre el "derroche, no sólo de gasto público" que supondría en su opinión que una Concejalía como sería la de Urbanismo y Vivienda en la propuesta del PSOE tenga "un sólo servicio". Además, ha añadido que la distribución debe ser "austera", por lo que también han avanzado que también se analizará en el aspecto de las retribuciones económicas y el volumen de gasto público que tendrá la nueva estructura. Alberto Bustos ha concluido con un mensaje de optimismo en el que recuerda que en esto cuatro años de gobierno conjunto "en ocasiones con diferencias sustanciales" y que siempre han llegado a acuerdos "en beneficio de la ciudad", por lo que las actuales discrepancias no les van a "echar para atrás" a la hora de llegar a un acuerdo definitivamente.