El Betis de Pellegrini mide al Pucela

M.B
-

El Real Valladolid visita este domingo (18.30 horas) sin Masip, positivo por covid, al cuadro verdiblanco. Los blanquivioleta han ganado allí los dos últimos años

El Pucela se impuso el año pasado por 1-2 en el Villamarín. - Foto: José Manuel Vidal.

El Betis testará este domingo el inicio de la temporada del Real Valladolid. Los verdiblancos, que se impusieron en la primera jornada al Alavés, tienen nuevo entrenador aunque mantienen un equipo de sobra conocido. De hecho, en Mendizorroza, Manuel Pellegrini apostó por la vieja guardia bética, con los Bartra, Mandi, Emerson, Canales, Joaquín, Fekir o Borja Iglesias. De sus pocas incorporaciones de este verano, solo ‘tiró’ de los galones del portero Claudio Bravo, en su segunda etapa en España tras su paso por la Real Sociedad y el Barcelona.
En el Villamarín, un campo históricamente complicado para el Pucela (con cinco victorias en sus 30 visitas en Primera), los blanquivioleta buscarán repetir los resultados de sus dos últimos encuentros allí (1-2 el pasado año y 0-1 hace dos). 
Y, sobre todo, buscarán que solo se hable de fútbol. Porque esta semana, su entrenador, Sergio González, ha sido de los primeros de su gremio en alzar la voz ante el rígido protocolo de LaLiga, que les impide usar el vestuario (salvo unos minutos antes de saltar al campo a calentar y a jugar; y otros pocos en el descanso; y solo los titulares), asegurando que se estaba empezando a perder la esencia del fútbol. Sergio ha pasado por algunos de los principales programas de radio nacionales y quiere que desde ya sea el fútbol y el césped el protagonista.
Pero, además, esta semana también ha sido la de los líos con los horarios. LaLiga quiere que se juegue viernes y lunes, de la misma forma que se viene haciendo sábado y domingo. Así lo firmaron los clubes con el operador televisivo. Pero la Federación no está por la labor y ha conseguido, a través de una modificación de horarios de la jueza de Competición, que en las dos primeras jornadas no se haya disputado ni un solo partido, ni de Primera ni de Segunda, fuera del fin de semana.
Si a esto se le une que el jueves el club anunciaba el positivo por covid de su portero titular, Jordi Masip... 
Por eso, da la sensación de que el fútbol, al menos lo que pasa durante los noventa minutos dentro de un terreno de juego, está aún por encontrarse con los aficionados (aunque sea por la pequeña pantalla mientras se mantenga la prohibición de público en el interior de los estadios).
Sergio no podrá contar este domingo con Masip, aislado en su domicilio, ni con los lesionados Kiko Olivas, Marcos André, Sekou Gassama y Alcaraz, más El Hacen (cerca de irse al Lugo), y tiene la duda de Javi Sánchez, que se perdió el debut liguero por una lumbalgia.
Un debut donde se empezó a ver algo del nuevo librillo del técnico catalán, con momentos de presión más alta en la salida del balón del contrario. A tenor de lo visto ante la Real Sociedad, el once volverá a estar ocupado por jugadores de la pasada temporada, con Roberto por Masip, Orellana ya fijo, Bruno como relevo de Javi Sánchez y quizá la incursión de Luis Pérez en el lateral. Weissman debe ser, al menos por ahora, el revulsivo en las segundas partes.
Enfrente estará ese Betis conocido con banquillo nuevo. Pellegrini mantiene el bloque con ciertos retoques en forma de fichajes, como el lateral Martín Montoya, el central Víctor Ruiz (inscrito esta semana) o Claudio Bravo. No tiene ni nuevos delanteros, con confianza en Borja Iglesias, Loren, Juanmi y Aitor Ruibal; ni medios, con los ya referidos Canales, Joaquín, Fekir, además de Carvalho y Guido Rodríguez más Guardado, Tello o Lainez. Así que el club andaluz anda enfrascado en la venta de Sanabria para fichar un lateral izquierdo.
LaLiga sigue en marcha... pero a que se hable menos de fútbol.

Lío con los horarios

El Real Valladolid no supo hasta este miércoles por la tarde el horario de su partido ante el Betis (con lo que entraña organizativamente hablando por tema de viajes y PCRs). Estaba previsto inicialmente para el lunes, 21, pero la  jueza de Competición de la Federación Española de Fútbol lo modificó la semana anterior y lo colocó el domingo, 20, a las 20.00 horas. Con todo, LaLiga lo quiso mantener en lunes esperando una resolución judicial que le diera la razón para poder señalizar partidos en viernes y lunes. Mientras eso ocurre, «a fin de evitar perjudicar deportivamente a los clubes afectados», modificó el día y la hora del encuentro en el Villamarín, colocándolo finalmente en domingo, a las 18.30 horas.