La última victoria en Mestalla fue en 2009

M.B
-

Jonathan Sesma y Albiol, en propia puerta, marcaron para los blanquivioleta en el 1-2 final. El Pucela ha ganado en otras cinco ocasiones a los ché en su feudo

Sesma y Baraja pugnan por un balón en el partido que acabó 1-2 en 2009. - Foto: Efe

El Real Valladolid buscará este domingo en Mestalla su séptima victoria como visitante ante el Valencia. Ésta más necesaria que nunca. Para la última hay que remontarse al 1 de marzo de 2009, cuando el conjunto blanquivioleta se llevó los tres puntos de tierras valencianas gracias a los goles de Jonathan Sesma y Raúl Albiol, en propia puerta.

Justo Villar, Pedro López, Luis Prieto, Iñaki Bea, Marcos, Álvaro Rubio, Borja, Pedro León, Sesma, Víctor y Goitom salieron de inicio, con Nano, Vivar Dorado y Canobbio saliendo de refresco.

En aquel encuentro también jugó Míchel Herrero, aunque en las filas ché, saliendo en la segunda parte; igual que el vallisoletano Rubén Baraja. El Pucela jugó los últimos diez minutos con uno menos.

A los blanquivioleta no se le ha terminado de dar bien sus visitas a los ché, cayendo derrotados la pasada campaña, con un postrero tanto de Kang In Lee en el minuto 89 para el 2-1 final, y sumando sendos empates en los anteriores enfrentamientos, a un gol un año antes (la 2018-19), con la diana de falta de Alcaraz; y a dos en la 2013-2014, con tantos de Javi Guerra y Gilberto Alcatraz. Entre medias, en la 2012/2013, tuvo lugar el polémico 2-1 con un saque de banda erróneo que dio lugar al segundo gol local en los instantes finales.

Unos números y un balance histórico de duelos que habla de un total de 43 partidos de Liga en terreno valencianista con un balance favorable a los locales de veintiocho victorias, nueve empates y seis triunfos forasteros, en los que el Valencia ha conseguido 95 goles y el Valladolid, 42.

El primer Valencia-Real Valladolid de Liga se remonta a la temporada 1948-1949 y finalizó con triunfo por 6-2 de los locales, que encarrilaron una racha de cinco victorias seguidas, hasta que en la Liga 1953-1954 el encuentro acabó con empate a tres. El primer triunfo visitante, en la campaña 87-88, se registró con un 0-1 en el marcador.