Villanubla vuelve el día 22 con vuelos a Mallorca y Tenerife

Óscar Fraile
-

El aeropuerto se prepara para retomar la actividad con mamparas, gel y señales en el suelo, entre otras medidas de seguridad

Las compañías desinfectarán los aviones a diario. - Foto: El Día

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantó el pasado fin de semana «cuando el estado de alarma expire el 21 de junio, el derecho a la libertad de movimientos y el derecho de reunión quedarán plenamente restablecidos». Unas palabras que se unen al consejo que ya dio a todos los españoles para que fueran preparando sus vacaciones. Las aerolíneas han recogido el guante y tan solo un día después de ese 21 de junio ya han programado vuelos desde el aeropuerto de Valladolid, que ha estado prácticamente sin actividad desde mediados de marzo. 
El mismo día 22 Ryanair tiene previsto retomar la ruta entre Valladolid y Barcelona, que tendrá dos frecuencias semanales: los lunes y los viernes en junio y los martes y los jueves en julio. En agosto se pasará a tres vuelos a la semana a la Ciudad Condal (martes, jueves y sábados). Aunque las tarifas son cambiantes con el paso de los días, esta semana se podían reservas asiento solo de ida por menos de 19 euros. También la aerolínea Vueling volverá a volar a Barcelona. Lo hará desde el 1 de julio con dos frecuencias semanales. En este caso hay precios desde 39,99 euros.
Pese a las circunstancias tan excepcionales de las últimas semanas, Villanubla volará a los mismos destinos de verano que el año pasado, Santa Cruz de Tenerife y Palma de Mallorca, si bien serán menos aerolíneas las que los operen. Air Europa voló el año pasado a la ciudad balear, pero en esta ocasión no ha incluido a Valladolid en la lista de rutas anunciadas a partir del 22 de junio. Ese hueco lo ocupará Ryanair, que volará a Mallorca todos los jueves desde el 2 de julio hasta que acabe octubre. La tarifa más barata solo de ida que estaba diponible esta semana rondaba los 38 euros.
El segundo destino estacional que estará disponible en unas semanas es Santa Cruz de Tenerife, operado por Air Nostrum, filial regional de Iberia. Volará a la isla todos los miércoles y domingos entre el 1 de julio y el 13 de septiembre, tal y como informó la compañía en un comunicado.
De este modo, el aeropuerto de Valladolid contará con los dos mismos destinos vacacionales que el año pasado, una oferta más reducida que en anteriores veranos, cuando los vallisoletanos podían viajar a Lanzarote, Ibiza y Málaga, entre otros destinos.

El de 2020 será un verano muy particular, completamente condicionado por la crisis sanitaria. También en el tráfico aéreo. Las compañías han puesto en marcha estrictas medidas de seguridad que los pasajeros deberán seguir a rajatabla. Por ejemplo, en Ryanair destaca la reducción del número de bolsas facturadas, la facturación online, la descarga de la tarjeta de embarque en el teléfono del pasajero, así como la realización de controles de temperatura y el uso de mascarillas en los aviones. «Todos los aviones están equipados con filtros de aire HEPA (similares a los que se emplean en las salas de emergencia de hospitales) y todas las superficies interiores de los aviones se desinfectan todas las noches con productos químicos, eficaces durante más de 24 horas», señalan fuentes de la compañía.
Vueling también recomienda a los pasajeros hacer la facturación por Internet «y evitar al máximo la interacción con otras personas». La compañía ha reforzado la limpieza y las cabinas se desinfectan a diario. Además, no se servirá comida ni bebida ni se facilitarán revistas.
Por su parte, Air Nostrum asegura que también ha reforzado la limpieza con tratamiento especiales contra la covid-19. El uso de mascarilla será obligatorio a bordo y la compañía ha suprimido los servicios de comida y venta, además de retirar las revistas, mantas, almohadas y cuadernos de dibujo que solía entregar a los niños que los pedían.

Villanubla se prepara con mamparas, gel y señales en el suelo

La movilidad interprovincial a internacional es la gran prueba de fuego de la desescalada. Tanto, que no se permitirá hasta que se llegue a la denominada ‘nueva normalidad’. El riesgo de un rebrote es real, y por eso todos los aeropuertos del país trabajan en implementar medidas de seguridad que reduzcan las posibilidades de contagios. Villanubla no es una excepción.
El aeropuerto trabaja ya en la instalación de mamparas que garanticen la separación entre empleados y viajeros. También se pondrán a disposición de los pasajeros hidrogeles y se habilitarán señales en el suelo para que las personas respeten cierta distancia de seguridad, por ejemplo, al hacer las colas. Y se instalará cartelería que contenga información de las medidas a seguir. Por otro lado, según señalan fuentes cercanas a la terminal vallisoletana, los aforos también se reducirán. Por ejemplo, a la hora de ir al baño.
En este sentido, Aena también ha dado algunas indicaciones de obligado cumplimiento en todos los aeropuertos. «Si vas a viajar, consulta con tu aerolínea antes de ir al aeropuerto y recuerda que es obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios públicos al aire libre y cerrados si no es posible mantener la distancia de seguridad», señala en su página web. Además, recomienda seguir las medidas higiénicas, mantener «la distancia física con cualquier persona» y acercarse a recoger el equipaje de forma individual.
Todos los aeropuertos han registrado en lo que va de año un importante descenso de pasajeros, arrastrados por la situación del estado de alarma. La caída general en España es del 44,5 por ciento en estos cuatro meses. La terminal de Valladolid ha recibido 34.179 pasajeros, casi un 55 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado. Además, es el sexto aeropuerto del país con menos operaciones: 753.