Policías y funcionarios de Prisiones protestan ante Sánchez

D.V.
-
Policías y funcionarios de Prisiones protestan ante Sánchez - Foto: Ical

Una veintena de miembros de Jusapol se han concentrado en la intersección de Cardenal Torquemada y Rondilla de Santa Teresa, mientras que la movilización de Prisiones ha tenido lugar en San Quirce con 300 asistentes

La llegada de Pedro Sánchez al inicio de la XXX Cumbre Hispano-Lusa ha estado acompañada por las protestas de más de tres centenares de funcionarios, tanto de Prisiones como del Cuerpo Nacional de Policía, sin que se hayan registrado incidentes.

El dispositivo de seguridad en torno al Palacio Real, sede de las reuniones, obligó a desplazar a ambos grupos fuera de la plaza de San Pablo. Así, la veintena de miembros de la Policía, convocados por Jusapol (Justicia Salarial en la Policía, que viene reivindicando la equiparación de sus sueldos con los de las policías autonómicas), se concentraron en la intersección de la calle Cardenal Torquemada y Rondilla de Santa Teresa.

Por su parte, unos 300 funcionarios de Prisiones, convocados por Acaip, CSIF y UGT, protestaron desde la calle San Quirce, tras un cordón policial y como colofón a las cuatro jornadas de huelga celebradas entre el pasado sábado y ayer martes, a través de las que vienen reivindicando una subida salarial, mejorar las condiciones de trabajo y, sobre todo, suplir las vacantes.

Bocinas. Los manifestantes no dejaron de hacer sonar bocinas durante la concentración, en la que pidieron mejores condiciones salariales y medios humanos para el desempeño de sus funciones. Julián Muñoz, afiliado de Acaip de Ávila, el sindicato mayoritario en prisiones, puso de manifiesto a la cabeza de una pancarta que las reivindicaciones que mantienen “son antiguas” y se refieren al “desfase salarial de hace años” y pidió que exista una equiparación con el resto de funcionarios de los Cuerpos de Seguridad del Estado “y por supuesto con lo que se cobra en Cataluña”, según las declaraciones recogidas por Ical. A su vez denunció lo que a su juicio es un “gran deterioro” en las condiciones de trabajo en la prisión, ya que las plantillas “cada vez son más escasas” y faltan muchas plazas vacantes por convocar , que cifró en 3.400. “Se realiza un trabajo que la sociedad desconoce totalmente y con muy pocos medios”, arguyó. A su vez precisó que la plantilla está envejecida con muchos funcionarios entre los 55 y los 58 años y hace falta una renovación. “Revindicamos la función social que se realiza con unas personas que, por desgracia, tiene que cumplir unas penas y, en muchos casos, tenemos un gran peligro físico al haber muchas agresiones”, puntualizó.

Mesa de negociación rota. Por su parte, Honorio Gordo, delegado en la prisión de Villanubla (Valladolid) del sindicato CSIF, organizador de la concentración, criticó que en la mesa de negociación Instituciones Penitenciarias y el ministro de Interior, Grande Marlasca, ofrecieron 122 millones de euros en tres años consecutivos para compensar salarios “y a los tres días se retiró”. En su opinión, se hace “caso omiso” a la falta de cobertura de 3.400 plazas en las prisiones “y no solo de funcionarios si no de personal laboral, sanitario”. En este sentido denunció que de media cada funcionario, o como mucho dos, tienen a su cargo un centenar de reclusos. “Hace falta mucha gente y no solo se pide dinero, si no más nivel de atención y, sobre todo, dignidad por el trabajo que hacemos ya que somos los grandes olvidados de la Administración y del Ministerio de Interior. Llevamos dos años de negociación en una mesa que se ha roto”, dijo. A su vez, recordó que se han hecho seis días de huelga, el último de ellos celebrada ayer. “Hemos venido a recordarle al presidente del Gobierno que estamos esperando su llamada de teléfono o la de su ministro de Interior. Si no la recibimos en breve no descartamos más jornadas de huelgas, manifestaciones o lo que haga falta hasta que se nos escuche”, señaló.

Finalmente, Antonio Pascual, responsable de prisiones de UGT de Ávila, dijo que lo que se pide al presidente del Gobierno y al ministro de Interior es que “se necesita negociar” tras una prolongada huelga en el sector laboral de prisiones “motivada por que desde la Administración se rompió la negociación”. Por ello, desde UGT se exigió al Gobierno que se reúna de nuevo a la plataforma sindical con la que se mantuvo contacto durante tiempo. “Queremos negociar de acuerdo a lo que se presentó el pasado 25 de septiembre con todo lo propuesto tanto en materia de mejora de las condiciones salariales y el aumento de plantillas y convocatoria de vacantes y otros asuntos pendientes”, recordó.

Policías y funcionarios de Prisiones protestan ante Sánchez. @JusapolPucela
Policías y funcionarios de Prisiones protestan ante Sánchez. - Foto: @JusapolPucela