Detenidos dos menores por un incendio en Cabezón de Pisuerga

Ical
-

Provocaron las llamas tras prender pelusa de los chopos en la ribera del río Pisuerga y el fuego afectó a 1,31 hectáreas y al patio de una vivienda

Detenidos dos menores por un incendio en Cabezón de Pisuerga

La Guardia Civil de Valladolid detuvo a dos menores de edad, de 14 y 15 años, como supuestos autores de un delito de incendio forestal y daños, tras prender pelusa de los chopos en la ribera del río Pisuerga a su paso por la localidad de Cabezón de Pisuerga y provocar un incendio que afectó a 1,31 hectáreas y al patio de una vivienda.

Las investigaciones permitieron constatar a los agentes que el incendio comenzó al filo de las 10.30 horas de la mañana en el entorno del embarcadero situado junto a la plaza del Mayo en la margen izquierda del río Pisuerga, en la parte nueva del pueblo.

La acumulación de pelusas y la sequedad del terreno se conjugaron como acelerante y el fuego comenzó a avanzar junto al río. Las llamas llegaron al borde mismo de la tapia que separa un bloque de pisos de la ribera del río y afectó al patio de una vivienda, donde se encontraban estacionados tres vehículos, ocasionando daños en los mismos.

El incendio se dio por extinguido al filo de las 14.00 horas de la tarde aunque sobre las 16.30 horas, los medios de extinción tuvieron que volver a refrescar la zona al reavivarse las llamas.

Dos patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, otras tantas dotaciones de Bomberos de la capital, personal y un helicóptero de la Junta, agentes forestales y Protección Civil intervinieron en el incendio.

Las patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil aseguraron el perímetro y comenzaron las primeras investigaciones, gestiones y entrevistas con los vecinos de la zona para recabar datos. Las pesquisas dieron sus frutos porque varios testigos vieron "salir a una cuadrilla de críos corriendo cuando comenzaban a verse las primeras llamas".

La Guardia Civil pudo así identificar a los dos menores como supuestos autores, los cuales fueron puestos en libertad y entregados a sus progenitores. La Guardia Civil instruyó diligencias que fueron entregadas al Juzgado de Guardia de Valladolid y Fiscalía de Menores.