Los ciclos de Grado Superior, favoritos para alumnos de FP

SPC
-

La tasa bruta de escolarización escala hasta el 42,2% en las enseñanzas de Grado Superior en el curso 2017-2018

Alumnos de Formación Profesional. - Foto: Rubén Serrallé

Los ciclos de Formación Profesional de Grado Superior son los favoritos para el alumnado de Castilla y León. En el curso 2017-2018, se contabilizaron en FP un total de 40.313 matriculados, de los que 19.272 eligieron este tipo, frente a los 16.690 que optaron por los de Grado Medio y los 4.351, de FP Básica.

Así lo revela la Estadística del alumnado de Formación Profesional relativa al curso 2017-2018, elaborada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, que indica que un total de 815.354 alumnos se matricularon en enseñanzas de Formación Profesional en el curso 2017-2018, de los que 372.403 iniciaron ciclo formativo.

Por provincias, la FP contó con 2.262 matriculados en Ávila, de los que 1.011 optaron por ciclos de Grado Medio; 6.365 en Burgos, de los que 2.840 eligieron enseñanzas de Grado Medio; 7.252 en León, de los que 3.700 optaron por el ámbito Superior; 3.054 en Palencia, con 1.488 en los ciclos superiores; 5.735 en Salamanca, con 2.833 en los superiores; 2.637 en Segovia, con 2.214 en los medios; 1.421 en Soria, con 1.214 en los de Grado Medio; 9.215 en Valladolid, con 4.850 en el ámbito Superior y 2.372 en Zamora, -1.089 en Grado Medio-.

Las tasas brutas de escolarización, la relación porcentual entre alumnado matriculado presencialmente de cualquier edad y la población en las edades teóricas asociadas a la enseñanza, se sitúan en el Grado Superior en Castilla y León en el 42,2 por ciento, frente al 39,2 por ciento de media en el conjunto del país.

Asimismo, el porcentaje es inferior en la Comunidad en los ciclos formativos de Grado Medio, con un 37,1 por ciento, frente al 34,9 por ciento de media nacional, y en la FP básica, con un 10,8 por ciento, frente al 7,9 por ciento registrado en España.

En relación a las tasas netas de acceso a ciclos formativos, el porcentaje de personas que se espera que accedan a cada una de las enseñanzas a lo largo de su vida, se sitúan en el 28,5 por ciento en el Grado Medio y en el 26,1 en el Superior, frente al 10,6 en la FP básica.

En cuanto a la FP Dual –modalidad que profundiza en la inmersión en el entorno productivo, combinando los procesos de enseñanza y aprendizaje en la empresa y en el centro educativo–, los alumnos matriculados en España sumaron 22.586 en un total de 889 centros, de los que casi el 70 por ciento son públicos. El mayor volumen de alumnado se alcanza en Grado Superior, con 14.101 alumnos, que suponen el 4,2 por ciento del total matriculado en régimen presencial.

En Castilla y León, esta modalidad alcanzó en el curso 2017-2018 un total de 217 alumnos matriculados. De ellos, dos lo hicieron en la FP básica; 72 en enseñanzas de Grado Medio, y 143 en el Superior, el 0,8 por ciento del total.

Por otra parte, en el curso 2016-2017, el alumnado que finalizó enseñanzas de Formación Profesional ascendió a 17.303 en FP Básica, 100.057 en Grado Medio y a 113.039 en Grado Superior. En la Comunidad se contabilizaron 5.293 en el ámbito Suprior; 4.615 en el Medio, y 878, en la FP básica.

Plan estratégico de FP

El Ministerio recordó que trabaja en el plan estratégico impulsado por el Gobierno con la colaboración de los interlocutores sociales y el sector empresarial para actualizar estas enseñanzas, con el fin de mejorar la empleabilidad y satisfacer las necesidades del mercado laboral. A lo largo de este último año, el Ejecutivo ha publicado seis títulos nuevos de Grado Superior, ascendiendo a un total de 172 los ofertados en todas los ciclos de FP.

En cuanto a las cualificaciones profesionales, que sirven como referente a las titulaciones, a lo largo del curso 2018-2019, se han publicado un total de 45 pertenecientes a varias familias profesionales, de las cuales siete son totalmente nuevas y 38 suponen la actualización de las existentes.

La estrategia diseñada por el Ministerio de Educación y FP busca la actualización del catálogo y la ampliación de la oferta, la mejora de la accesibilidad y la flexibilización de estas enseñanzas, así como la acreditación de competencias básicas para las personas adultas.



Las más vistas