Dacosta: «El reto es recuperar recuerdos desde la cocina»

SPC
-

Autorretratos. Najwa Nimri, José María Manzanares, Inma Cuesta, Garbiñe Muguruza, Andrés Velencoso y Alejandro Sanz participan en el proyecto de Amazon Prime Video 'Una vida, una cena' liderado por el afamado chef

«El reto es recuperar sus recuerdos por medio de la cocina»

Amazon Prime Video presenta a Quique Dacosta como nuevo maestro de ceremonias de la serie Una vida, una cena que se emite en esta plataforma y que cuenta con las actrices Najwa Nimri e Inma Cuesta, el torero José María Manzanares, la tenista Garbiñe Muguruza, el modelo y actor Andrés Velencoso y el cantante Alejandro Sanz en la primera temporada. 

¿Qué pueden esperar los espectadores de esta nueva serie?
Confío en que disfrutarán de esos momentos con los que nosotros nos hemos emocionado grabando. Sin duda alguna, van a conocer a seis personajes desde un prisma en el que nunca les hemos conocido. Existen muchísimas entrevistas de todos ellos, en todos los soportes posibles pero, con este proyecto, hemos intentado llegar a esos rincones más profundos de sus éxitos, sus fracasos, sus sentimientos y sus emociones a través de la cocina. Han surgido momentos maravillosos que hemos disfrutado mucho, alrededor de un buen menú.
 
¿Con cuál de sus invitados le ha sido más difícil la creación de un plato? ¿Por qué?
Ha habido menús difíciles y duros de cocinar. No técnicamente o a nivel de ejecución, pero sí a en el plano emocional. Fue especial crear uno que tuviera como protagonista a Lucía, la madre de Andrés Velencoso que falleció cuando él era muy joven. O recordar a José María Manzanares un año muy difícil para él, en el que vistió de luto en las plazas de toros en las que actuaba tras la repentina muerte de su padre. Pero cuando he tenido que cocinar en esos momentos lo he hecho con todo mi cariño y absoluto respeto. 
 
¿Qué no puede faltar en la despensa de su locales de restauración? 
Obviamente necesito casi de todo para poder dar de comer a los clientes. Pero, en la de casa, no puede faltar el arroz y el azafrán. Últimamente menos aún. Desde que abrimos hace unos meses ArrosQD en Londres, un restaurante que tiene la paella como hilo conductor, en cualquier momento surge el hacer una para compartir con familia y amigos, así que hay que estar prevenido.
 
¿Qué tiene de nuevo este formato televisivo de cocina?
El espacio Una vida, una cena no está planteado como un programa de cocina al uso. Junto con The Mediapro Studio, productora de la serie, el menú lo concebimos como un encuentro para despertar las emociones de cada invitado que viene a nuestro programa. A diferencia de otros formatos, aquí no vemos cómo se prepara cada plato, sino las reacciones que despiertan en los invitados. El reto es recuperar sus recuerdos por medio de los sabores y olores de la cocina y mantener con ellos una conversación abierta y sincera que es realmente la protagonista de cada emisión. 
 
¿Cómo ha sido el rodaje?
Novedoso, mágico y, por momentos, difícil. Hemos trabajado sin un guion concreto. Los menús creados se han basado en cuatro momentos importantes de la vida de los invitados. A partir de ahí, queríamos dejar surgir y fluir sus emociones. Que se expresaran con naturalidad, que pusieran sus sentimientos y que nos hablaran con toda su verdad. 


¿Qué supone para Usted esta serie en tu trayectoria profesional?
En estos 34 años que llevo de carrera en la cocina he tenido la ocasión de participar en varios programas de televisión y en algún documental, pero siempre he querido afrontar el reto de hacer uno realmente diferente. Que fuera algo más que un espacio de cocina, que ya hay varios compañeros que lo hacen y muy bien. Con The Mediapro Studio, hemos llegado a esta fórmula, muy cuidada, que logra despertar los sentimientos y las emociones de los invitados con algo tan sencillo o tan complejo como un menú. Solo gracias a la cocina, y ha sido un reto completamente apasionante y nuevo para mí, estoy muy orgulloso.