Mañueco propone un programa de Canguros en los pueblos

SPC
-

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta compromete 400 millones al año para las políticas de mayores, así como impulsar los centros educativos en la etapa de 0 a 3 años

Mañueco intervienes en el Foro de la Familia del PP organizado en Ávila. - Foto: Ical

El presidente del PP de Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, apostó ayer por la familia y la conciliación, así como por un nuevo sistema de protección social con más derechos. Mañueco comprometió un trato preferencial a las familias numerosas y un mayor compromiso con el medio rural en educación. Asimismo, asumió el compromiso de establecer precios especiales y más asequibles del programa Conciliamos, así como a impulsar más centros educativos de 0 a 3 años. Durante su discurso anunció que instaurará un nuevo programa experimental denominado Canguros en los pueblos como alternativa a los centros escolares, y ampliará la protección a la infancia más vulnerable.
Fernández Mañueco acudió a Ávila para participar en el Foro de Familia e Igualdad de Oportunidades de su partido. Un encuentro que sirvió para hablar del futuro de las políticas sociales en lo que Mañueco considera «un momento crucial» en el que existe una situación política compleja y en el que compromete «la experiencia» de su partido, así como «la moderación, el diálogo, la serenidad y la sensatez» que representa el presidente nacional del PP, Pablo Casado frente a otras formas de hacer política como las del PSOE y sus socios en las que priman «la incertidumbre, la preocupación y la radicalidad».
Ante un auditorio lleno de diferentes asociaciones y agrupaciones del tercer sector, Mañueco dejó constancia de los diferentes compromisos que para todos ellos llevan en su programa y en ese sentido habló de servicios sociales, de mayores, de familia, de jóvenes o de dependencia y de discapacidad así como de violencia de género y de igualdad.
Y es que aseguró, en declaraciones recogidas por Ical, que los servicios sociales son la tercera pata del estado del bienestar y que en el caso de Castilla y León tiene un «modelo de éxito que se quiere exportar a otras autonomías». También quiso transmitir a los representantes del tercer sector un mensaje de tranquilidad y diálogo a futuro pues «asumo superar el listón tan alto de la Consejería al frente de la que ha estado Alicia García».
En el tema de servicios sociales aseguró que el eje fundamental es la generación de empleo y por eso quiere trabajar en pro de la inserción laboral pero también para que se puedan prestar esos servicios con más trabajadores y con un empleo más cualificado.
Especial atención quiere prestar a los mayores, cada vez más, una pieza fundamental de la sociedad de Castilla y León, una Comunidad en la que «es un privilegio envejecer». Para ellos, para los mayores comprometió 400 millones de euros anuales. Y es que «ellos se merecen todo». Habló de ampliar plazas en la Universidad de la Experiencia, en los viajes del Club de los 60 pero también comprometió el esfuerzo para que todos puedan acceder a internet y a las nuevas tecnologías facilitándoles además la instrucción en el manejo de las mismas.