El VRAC se comerá las uvas en lo más alto

D.V.
-
El VRAC se comerá las uvas en lo más alto

El conjunto quesero se impuso en La Teixonera al Barça Rugbi (21-34) y acabará el año en la primera plaza de la División de Honor

El VRAC Quesos Entrepinares consiguió su propósito en La Teixonera: retener el liderato que una semana atrás había asaltado con su victoria en el derbi vallisoletano. El cuadro vallisoletano viajaba a Barcelona con múltiples bajas y consciente de que enfrente había un equipo muy peligroso. Tanto que asaltó Pepe Rojo en la segunda jornada liguera y dejó a los vallisoletanos sin Copa del Rey. Ese hecho suponía un extra de motivación para demostrar que el equipo de Diego Merino puede ganar a cualquier rival de la División de Honor. De hecho, con el triunfo frente al Barça Rugby, el VRAC ya ha ganado esta temporada a todos los equipos de la máxima categoría del rugby nacional. Las dos primeras jornadas de la segunda vuelta han dejado dos triunfos frente a los contrincantes que en el arranque liguero tumbaron a los azulones.

El cuadro quesero no especuló en La Teixonera. Supo contemporizar para llegar vivo a los minutos decisivos y sentenciar la victoria; y luego lanzarse a por los cinco puntos, la única forma de mantenerse en lo más alto de la tabla.

El Barça empezó muy fuerte, con 10 puntos fruto de un castigo pasado por Artiom Kovalenko y un ensayo de Borghi transformado por el mismo Kovalenko. Para que el partido no se pusiese excesivamente cuesta arriba, el VRAC recortó de inmediato gracias a una marca de Gabriel Vélez ratificada por Greg Dyer para sumar los primeros siete puntos del casillero visitante. Con el partido muy igualado, Kovalenko otorgaba con un certero puntapié otros tres puntos para los suyos, pero el VRAC se pondría por primera vez por delante en el marcador cumplida la media hora de juego y gracias a un ensayo de Nathan Paila de nuevo pasado por Dyer. El Barça se iría dos puntos por delante al descanso al pasar Kovalenko un nuevo castigo que dejaba el 16-14.

En la reanudación fue Greg Dyer el que respondió en el minuto 42 con una patada que voltearía, no de forma definitiva, el electrónico de La Teixonera. Y eso que Dyer pasaría otro castigo en el 54, pero el ensayo de Bruno Granell en un error defensivo del VRAC, que vio como los blaugranas penetraban en zona de marca con una sorprendente facilidad, situaría un intrigante 21-20 a falta de 25 minutos que obligaba al VRAC a reaccionar.

Y la reacción llegó a tiempo para ganar a lo grande. Álex Müller finalizaba una buena jugada colectiva en el flanco izquierdo que ponía seis puntos arriba al Entrepinares. Insuficiente si el Barça lograba un ensayo transformado. Pese a eso y tras defender con el mismo nivel ofrecido durante las últimas semanas, el VRAC renunció a asegurar con el pie tres puntos que prácticamente garantizaban la victoria y arriesgó para sumar el quinto punto. Nathan Paila premió la valentía quesera en pleno derrumbe local y el VRAC celebró una victoria de mucho valor que permitirá acabar 2018 y empezar 2019 en la primera posición.

Manuel Sevillano 'Urullo' puso la guinda al triunfo azulón con su entrada al campo en el minuto 78, sumando una temporada más en la División de Honor para su espectacular currículum como jugador quesero.

El sábado luchará por la Copa Ibérica en Pepe Rojo frente al equipo portugués de Os Belenenses.