scorecardresearch

"Iremos a Benidorm no a especular sino a competir al máximo"

D.V.
-

Pisonero cree que "es un rival que, por plantilla, está predestinado a pelear por el segundo puesto de la clasificación, que tiene objetivos altos, porque además se ha reforzado muy bien con jugadores de calidad como Luisfe, Vainstein o Kike Serrano"

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid. - Foto: Trasiego Comunicacion

El entrenador del Atlético Valladolid, David Pisonero, ha afirmado este jueves, durante una rueda de prensa, que su equipo "no va a ir a Benidorm a especular sino a competir al máximo para llegar con opciones al final del partido y tratar de sumar".

Es consciente de que Benidorm "es un rival que, por plantilla, está predestinado a pelear por el segundo puesto de la clasificación, que tiene objetivos altos, porque además se ha reforzado muy bien con jugadores de calidad como Luisfe, Vainstein o Kike Serrano". Ha añadido que será un desplazamiento "duro, largo y con la plantilla diezmada", lo que ha obligado a realizar entrenamientos medidos al no poder explotar el grueso de jugadores, "aunque se está trabajando bien y muchos han dado un paso adelante importante", según informa EFE.

El equipo vallisoletano llega a esta cuarta jornada tras haber logrado una gran victoria ante el Bada Huesca y, por ello, viajan "con la ilusión de dar el máximo sin especular, sin mirar calendarios, porque es momento de hacer puntos y de pelear en todas las pistas". En cuanto a Jorge Serrano, "sigue renqueante" con una "lesión difusa cuya evolución no se sabe cómo va a ser" y, aunque cuenta con el alta médica "hay que ser precavidos", ha comentado. "Está claro que no tener a Jorge nos afecta mucho porque aporta muchas variables en el juego. Hizo cero goles de cuatro lanzamientos durante el último encuentro, y eso no lo hemos visto nunca en él -fue el máximor realizador de Asobal en la anterior campaña-, con lo que es evidente que está mediatizado por la lesión", ha precisado el técnico vallisoletano.

A esta situación hay que añadir la baja de Mauricio Basualdo, que estará entre cuatro y seis semanas apartado de las canchas por una lesión en el pie derecho, una ausencia que también afecta al juego del cuadro azulón "ya que da una trayectoria más vertical y fintas", lo que tratarán de paliar "tácticamente". Según ha indicado Pisonero "el ritmo del equipo varía mucho en los partidos dependiendo de quién está en el campo, pero la evolución de los que salen es muy buena y rápida, y los jugadores están dando un paso adelante para superar tantos obstáculos en forma de bajas".

Como sucedió en el anterior compromiso liguero ante Huesca, Pisonero no podrá estar al frente del banquillo al tener que cumplir otro partido de sanción, mientras que Óscar Ollero, que fue operado de la espalda, aun no sabe si podrá viajar a Benidorm, por lo que el técnico Eduardo Izquierdo podría volver a dirigir desde el banquillo. "El otro día, en Huerta del Rey, tuvimos una comunicación fluida con Eduardo, pero allí, en Benidorm no hay grada detrás y habrá que ver cómo solventarlo. Viajar, viajaremos todos, porque somos un equipo, y aunque pueda ir Ollero, Eduardo ha preparado el partido e irá también", ha detallado.