Movilidad, la asignatura pendiente

Agencias-SPC
-

Sanidad confirma que el 21 de junio se eliminarán las restricciones para desplazarse libremente por todo el territorio español

Los desplazamientos fuera de la provincia sin motivo laboral o sanitario llevan limitados desde mediados de marzo. - Foto: Álex Zea

Poder ir a la playa viviendo en una provincia que no tiene costa, volver a ver los familiares que viven en otra comunidad, recuperar los ratos con los amigos que residen en otra ciudad, disfrutar de alguno de los espacios de ocio y cultura de otro territorio que ya están abiertos... Son muchos los planes que los españoles, una vez comenzada la desescalada, han vuelto a organizar para tratar de olvidarse cuanto antes de la pesadilla del coronavirus. Sin embargo, aunque las actividades a retomar son muchas, una gran parte de ellas pende de un hilo que, de momento, nadie aclara del todo: la actual limitación de movimientos.
Y es que el estado de alarma bajo el que vive el país desde mediados de marzo restringió la movilidad de la población para tratar de frenar la expansión de la COVID-19, hasta el punto de dejar confinados en sus casas a millones de ciudadanos en los momentos más duros de la pandemia.

Con la propagación del patógeno en evidente disminución, llegó el momento de aliviar, poco a poco, esa situación. Pero, por ejemplo, los viajes entre las distintas comunidades autónomas siguen prácticamente prohibidos, salvo para las excepciones laborales o sanitarias previstas por la ley. En cuanto a los desplazamientos entre provincias, aún hay muchas regiones que no los han permitido a pesar de tener la libertad para levantar la restricción por estar en la fase 3, como Extremadura, mientras que otras, como Castilla y León, al seguir en la etapa 2 de la desescalada, ni siquiera tienen la opción de decidir sobre esta cuestión.
Para intentar aclarar las dudas en torno a los desplazamientos, los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros le interpelaron directamente al titular de Sanidad, Salvador Illa, que se limitó a poner como fecha límite para el control de la movilidad el 21 de junio, que es cuando acaba por ley el estado de alarma. «Si las cosas evolucionan en la línea que los están haciendo, el 21 de junio se van a dar las condiciones para que en toda España se pueda entrar en una nueva normalidad y, por tanto, se dé fin al estado de alarma y se levanten las restricciones de movilidad tal y como las hemos conocido, con lo que podrá haber desplazamientos sin limitaciones en nuestro país», apuntó el socialista catalán. Eso sí, Illa lanzó un aviso para cuando esas barreras fronterizas se levanten: «Será más necesario que nunca mantener las reglas de comportamiento y una alta dosis de responsabilidad personal».

País Vasco

Sin embargo, según anunció la pasada semana el Gobierno, las autonomías podrían dar por finalizada esta herramienta constitucional antes de esa fecha, lo que permitiría también los viajes entre territorios que se encuentren en la misma fase de la desescalada. Por el momento, solo Cantabria y País Vasco parece estar abiertos a esta posibilidad, según comunicaron en las últimas horas ambos gobiernos regionales. Parece, de hecho, que los desplazamientos entres las dos regiones podrían comenzar el próximo lunes. Euskadi, además, está trabajando para que sus ciudadanos puedan trasladarse también a La Rioja o Navarra, aunque las autoridades de estas comunidades todavía no han decidido sí permitirán la movilidad entre territorios desde la semana que viene.