Microfinanciación para el monumento al aficionado

D.V.
-

El Real Valladolid y la Federación de Peñas presentan una campaña de financiación para el conocido como 'abrazo de la ilusión', del artista Cristóbal Gabarrón, que se espera levantar a lo largo del próximo verano en los exteriores de Zorrilla

Microfinanciación para el 'Monumento al Aficionado'

El Real Valladolid y la Federación de Peñas del club han presentado esta mañana una campaña de microfinanciación para la construcción de una escultura monumental en el exterior del Estadio José Zorrilla. Conocida como el 'abrazo de la ilusión', se trata de un monumento dedicado a todas aquellas personas que componen la afición del Real Valladolid, plasmada en varias generaciones. "Una obra que plasma los valores fundamentales del club: de sentimiento, de lealtad, de compromiso, de sentido de unión, de ilusión, de fortaleza, de superación… El monumento, supone un legado que conmemorará los más de 90 años de historia del Real Valladolid", se señala.

De esta forma, y con el objetivo de que este monumento pueda levantarse en los exteriores de la Grada Sur del estadio a lo largo del próximo verano, se ha creado una página web específica para recoger las contribuciones de los aficionados: www.valladolid.fan. Para financiar el proyecto se ha habilitado un patrocinio directo en el que cada persona puede contribuir de manera personal con 60€ (Zona 1), como familia o peña con 180€ (Zona 2), como empresa con 300 € (zona 3). Dichas zonas designan la localización de las distintas baldosas de gres personalizadas como testigo permanente de cada patrocinio. Porque, el monumento se alzará sobre un pavimento de hasta 7.000 baldosas que pueden ser adquiridas por aficionados, familias, peñas y empresas con su nombre grabado o el mensaje que cada uno desee.

La obra está compuesta por grandes figuras que sostienen una esfera. Las figuras, simbolizan a la afición del Real Valladolid y están ejecutadas en acero policromado que se unen para sostener una esfera de acero pulido espejado que en el fondo es un balón gigantesco que representa el mundo. Las figuras están espaciadas entre sí, dejando un hueco para que la gente se acerque y forme parte a su vez de la obra, configurando un escenario único para sacarse fotos. La escultura monumental se ubicará en una plaza conformada por baldosas especialmente grabadas con los nombres de todas las instituciones, empresas patrocinadoras, las diferentes peñas, nombres de personas o familias de la afición que también colaboran con pequeñas aportaciones… Incluiría nombres de jugadores y personalidades que han destacado a lo largo de los más de 90 años de historia del club, de manera que sería una plaza conmemorativa tipo 'Hall of the Fame'.

El propio Cristóbal Gabarrón, artista vallisoletano con proyección internacional, ha explicado la esencia de su obra. “La esfera, que capta todo lo que hay alrededor, pretende relatar el alcance de algo universal, lo que quieren los aficionados del Real Valladolid es que esté en lo más alto. Las figuras simulan alzar, apoyar al equipo, para conseguir esas ilusiones”, ha descrito el escultor durante la presentación en el Ayuntamiento, junto al concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero; el presidente de la Federación de Peñas del Real Valladolid, José Antonio Pérez; y el jefe de Gabinete de Presidencia del Real Valladolid, David Espinar. Además, Gabarrón también ha incidido en “la complejidad técnica” de hacer una esfera de esas dimensiones, en torno a cuatro metros de diámetro, y que previsiblemente estará suspendida a entre ocho y doce metros de altura. 

El proyecto se levantará con vocación de ser reclamo de atención, y de hecho se podrá transitar bajo el mismo y tomar fotografías con diferentes enfoques.

En ese aspecto de reclamo turístico, y de poner en valor los aledaños del Estadio José Zorrilla, ha incidido el director del Gabinete de Presidencia del Club, David Espinar, quien ha agradecido a todas las partes el “incentivar el sentimiento y hacer el club más grande de lo que ya es”. “No podemos competir con otros clubes en presupuesto, pero sí podemos mirar a la cara a todos en pasión y ganas de hacer bien las cosas. Esa pasión queda reflejada en esta obra que va a ayudar además a reavivar el entorno del Estadio”, ha concluido Espinar.

En verano.

Por su parte el presidente de la Federación de Peñas del Real Valladolid, José Antonio Pérez, ha profundizado en los detalles de la obra y, aunque no ha querido concretar una fecha concreta, sí ha avanzado que “queremos aprovechar que el año que viene es el 25 aniversario de la FPRV para que coincida con la inauguración de la obra”. “Los jugadores pasan pero el aficionado siempre está, es el que nunca falla a su equipo. La afición se merece un monumento, no uno cualquiera, sino algo espectacular”, se ha enorgullecido Pérez, quien ha detallado que cada una de las siete esculturas de aficionados llevará el nombre de un sentimiento como pasión, fidelidad, orgullo, y lealtad, entre otros.

Por último, en representación del Ayuntamiento de Valladolid, que cede el suelo y se encarga de la urbanización de la zona, el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero,ha animado a “todo el mundo a sentirse parte de esta iniciativa” para que “sea un sitio al que acudir no solo a hacer fotos sino a reflexionar sobre los valores que sostienen a un equipo, el corazón y sentimiento que la ciudad y sus aficionados tienen”.