Sergio González, el hombre del ascenso

M.B
-

El entrenador del Real Valladolid cumple hoy un año al frente del Real Valladolid. Llegó con el equipo undécimo en Segunda, lo metió en el playoff y lo devolvió a Primera. Hoy lucha por lograr la permanencia

Sergio González, el hombre del ascenso

Sergio González cumple hoy un año como entrenador del Real Valladolid. Un año desde que Carlos Suárez, por entonces presidente y dueño del Real Valladolid, y Miguel Ángel Gómez, director deportivo, le eligiesen para sustituir a Luis César Sampedro. Sergio llevaba más de un año y medio sin entrenar, y aceptó el reto de tratar de levantar a un equipo hundido en la clasificación y en lo anímico.

El Pucela era undécimo en la Segunda División y veía una quimera meterse en los puestos de playoff por el ascenso. El técnico nacido en Hospitalet de Llobregat llegó junto a su segundo, Diego Ribera, con un discurso sencillo, que caló en sus hombres. Aseguró que venía a disputar ocho finales y que su objetivo era estar en esa promoción.

A pesar de comenzar con una derrota en casa ante el Sporting de Gijón, sus pinceladas y su forma de ver el fútbol empezó a dar resultados en Oviedo. Tras empatar con el Cádiz, el Pucela ganó en Soria, al Albacete y en Lorca, y llegó lo de La Romareda. La conjura, el grupo, el equipo... y el hecho de depender de sí mismo ante Osasuna. Zorrilla empezó a creer en su equipo gracias a Sergio. Y éste, con la entrada en el playoff, se ganó la renovación.

Pero el catalán quería más. Buscaba retornar a la máxima categoría. Y lo logró. El Real Valladolid apagado y anodino se convirtió en una máquina de hacer fútbol. Y el ascenso fue un hecho.

Esta temporada está siendo dura. Empezó con dificultades, pero se le renovó hasta 2020. El nuevo dueño, Ronaldo Nazário, también creyó en él. Le amplió el contrato un año. Y su Pucela levantó el vuelto. Siempre ha estado fuera del descenso, aunque la actual etapa quizá sea la peor de Sergio González al frente del cuadro blanquivioleta. 

Un año después de su llegada. Con siete finales por delante, Sergio González sigue creyendo. "Ojalá tengamos las mismas sensaciones y alegrías que tuvimos el año pasado", señala el técnico en un vídeo que ha colgado el club en su web.