Torra defiende a los CDR pese a las pruebas de atentado

Europa Press
-

El 'president' asegura que el movimiento está asociado con la democracia y el pacifismo y carga contra aquellos que exculpan la operación de la Guardia Civil e "inventan un falso relato contra Cataluña"

Torra defiende a los CDR pese a las pruebas de atentado - Foto: Toni Albir

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha defendido hoy el pacifismo del movimiento independentista tras la detención de nueve activistas de los CDR y ha criticado que se les acuse de presunto terrorismo: "No permitiré nunca que se quiera asociar un movimiento democrático con el terrorismo". 
"El movimiento independentista ha sido y será un movimiento pacífico que busca la independencia de nuestro país siempre por medios democráticos", ha afirmado en su intervención durante el Debate de Política General en el Parlament. 
El presidente ha sostenido que estas detenciones son unos hechos gravísimos, ya que, según él, la operación de la Guardia Civil vulneró todos los principios de la presunción de inocencia y pretendía "inventar un falso relato de la violencia en Cataluña" 
"Encuentro intolerable que, de nuevo, se quiera criminalizar al movimiento independentista acusándolo no solo de ser un movimiento rebelde, sino de ser terrorista. Cuando el debate está perdido, la calumnia es el arma del perdedor", ha dicho, citando a Sócrates. 
Además, ha hecho una referencia sin citar directamente a las declaraciones de la líder de Cs en Cataluña, Lorena Roldán, que preguntó si cuando Torra animaba a los CDR a apretar quería decir "apretar el detonador". 
"Paso por alto los insultos, de tan bajos y groseros no me quiero detener ni un segundo", ha asegurado, y ha insistido en que la respuesta del Parlament a estas detenciones debería ser el compromiso de respetar los derechos humanos, civiles y políticos en todas sus actuaciones. 

 

"La inestabilidad política de España"

Torra ha criticado también que la "inestabilidad" en España "ahoga" a Cataluña, en el plano político porque el "desgobierno" perjudica el diálogo necesario para resolver el conflicto catalán, y en el económico, por la ausencia de inversiones y transferencias.
"Somos el objetivo de un ahogo político, eso creo que ha quedado muy claro desde el 27 de octubre (de 2017), pero también de un ahogo económico, descarado y nada disimulado. Es gracias a la resistencia, al sobreesfuerzo, la vitalidad y el emprendimiento del país que conseguimos superar esta situación", ha dicho en su intervención.
Para Torra, la repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre evidencia la "alergia" que hay en España a "entenderse con el que es diferente". "¿Qué les pasa en España? ¿Qué les pasa en el Congreso que no se pueden poner de acuerdo si no es para defender la unidad de España? ¿Por qué no ha habido ningún Gobierno de coalición en el Estado desde el franquismo? Yo me pregunto, ¿quién es quien tiene dificultades reales con la cultura del pacto y el acuerdo? ¿Quién tiene alergia a entenderse con el que es diferente?", ha subrayado el presidente catalán.
Por esto, tras destacar que desde que es president -mayo de 2018- ha habido "tres legislaturas españolas", ha ironizado: "Cuando alguien hable de inestabilidad en Cataluña me arrancará una amplia sonrisa".
Y, al término del primer bloque de su intervención, se ha referido a las palabras del presidente en funciones, Pedro Sánchez, que dijo que "no dormiría por las noches" si hubiera exigido las exigencias de Unidas Podemos para formar Gobierno.
"La pregunta que a mi no me deja dormir por la noche es: ¿qué potencial tendría este país si se librara de estos obstáculos a su progreso? ¿Qué no seríamos capaces de hacer y cómo podrían ser los servicios de Cataluña sin esta mochila pesada que nos queréis hacer llevar los defensores de la España eterna?", ha zanjado. 

 

Reto al TSJC

La fachada del Palau de la Generalitat sigue luciendo la pancarta a favor de los presos políticos, con el lazo amarillo, una vez transcurrido el plazo que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dio al presidente catalán para que la retirara.
A las 18,00 de este miércoles, hora en que expiraba el plazo establecido por el TSJC, la pancarta sigue sin ser retirada, tal y como anunció el propio Torra cuando el lunes pasado recibió la notificación del alto tribunal catalán.
Paralelamente, el presidente de la Generalitat ha presentado este miércoles un recurso ante el TSJC en el que invoca su derecho a la libertad de expresión para seguir manteniendo la pancarta en el Palau y pide que se suspenda el ultimátum de 48 horas que la sala contenciosa del alto tribunal le dio para retirarla.
La orden de retirar la pancarta responde a una medida cautelar acordada por el TSJC, mientras resuelve sobre el fondo de un recurso presentado por la asociación Impulso Ciudadano, vinculada a un exdirigente de Ciudadanos. 

 

Interior envía a antidisturbios a Cataluña

Por su parte, el Ministerio del Interior ha decidido enviar varios grupos de antidisturbios de la Policía Nacional a Cataluña y evaluará con la Generalitat y los Mossos d'Esquadra, que es el cuerpo encargado en primera instancia de garantizar la seguridad en la región, si incrementa la dotación de refuerzo en los próximos días, coincidiendo con el aniversario del 1-O y la sentencia del procés, han informado fuentes policiales. 
Según estas fuentes, a una semana del segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O se ha movilizado a cinco grupos de la Unidad Policial de Intervención (UIP) -algo más de 200 agentes- para que se desplacen a Cataluña. 
Fuentes del Ministerio del Interior han evitado concretar este dato pero han apuntado que las unidades policiales "se desplazan en función de la situación" y que la "previsión" a partir del 1 de octubre era reforzar la plantilla en Cataluña, "siempre en coordinación con los Mossos". 
Según ha adelantado El Periódico de Cataluña, los antidisturbios de la Policía Nacional se encargarán, en principio, de custodiar las sedes de edificios oficiales de titularidad estatal como la Delegación el Gobierno, la Jefatura Superior, comandancias y cuarteles o incluso sedes de tribunales. 
A estos agentes de la UIP se suma un par de grupos de retén de la Unidad Central de Intervención (UCI) de la Policía que están desplegados de forma continua para, entre otros cometidos, hacerse cargo de la seguridad del paso fronterizo de La Junquera (Gerona).