Toma la Palabra presenta su programa en igualdad de género

D. V.
-

La candidatura de Valladolid Toma la Palabra ha anunciado este lunes que su programa electoral para las municipales en el Ayuntamiento de la capital incluye un Protocolo de prevención y actuación ante agresiones y acoso sexual

Toma la Palabra presenta su programa en igualdad de género

Varias de las mujeres que forman parte de la candidatura municipal de VTLP, encabezadas por la número dos de la lista, María Sánchez, han presentado este lunes las propuestas de la formación en materia de igualdad de género. 
  La igualdad, han recalcado, "impregnará todas las políticas públicas", pero han añadido que el programa incluye medidas imprescindibles que deben servir para acabar con "una de las lacras de la sociedad", como es la violencia "física o sentida" por razón de sexo. 
  Ahí se incluye la propuesta de un nuevo protocolo de prevención y actuación frente a agresiones y acoso sexual en espacios de ocio nocturno, y un plan de acción participado para reducir los espacios de miedo en la ciudad. Este protocolo podrá contemplar la posibilidad de la personación del Ayuntamiento como acusación en casos particularmente relevantes. 
  Según han explicado las mujeres de la candidatura municipal a las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, María Sánchez, María José Larena, Esther Benavente y María Luisa López Municio, "una de las miradas que se incorpora de la primera a la última página de este programa de manera transversal es la de género, para asegurar que todas las políticas, todas las acciones que se pongan en marcha desde el Ayuntamiento ayuden a acabar con las barreras que aún hoy existen para una igualdad efectiva entre hombres y mujeres. 
  Sánchez, número 2 de la candidatura, ha recalcado que el programa trata de trasladar al ámbito local algunos de "los grandes temas globales, los que marcan esta época histórica", entre los cuales ha aseverado que está el feminismo. "Hoy en día, afortunadamente, están cambiando los consensos en favor de una mayor igualdad", ha destacado. 
  La actual concejal del equipo de Gobierno municipal ha reflexionado que "se han dejado de considerar normales situaciones de desigualdad evidentes" y "problemas privados son ahora asuntos públicos", como considera que ocurre con la violencia machista y con las agresiones sexuales. 
  Sánchez ha insistido en considerarlo como un "problema público", y por eso las instituciones públicas "deben ofrecer soluciones" y ayudar a que Valladolid sea "una ciudad cuidadora, que se preocupa por la seguridad y los derechos de las mujeres y que es consciente de que existe una situación estructural de desigualdad y de violencia hacia las mujeres".

Así, entre las medidas concretas, se plantea la ampliación, en primer lugar, del estudio denominado 'Mapa de la Ciudad sin Miedo', con el desarrollo de políticas públicas sobre el tema, identificar los principales obstáculos existentes tanto para la seguridad real y percibida del espacio público de mujeres y personas de identidad diversa; analizar las opciones de movilidad, la disponibilidad de equipamientos para la vida cotidiana, y la presencia o ausencia simbólica de mujeres en la ciudad. 
  La elaboración de este 'mapa' se plantea a través de talleres colaborativos con la participación de la ciudadanía, en general, y de colectivos y asociaciones feministas, en particular, y con el objetivo de establecer un plan de acción participado para que la ciudad se convierta, también, en la ciudad de la última ciudadana. 
  Paralelamente se elaborará el citado protocolo de prevención y actuación frente a agresiones y acoso sexual en espacios de ocio nocturno. 
  Según se ha comentado en la presentación, aunque la perspectiva de género es una mirada que se ha incorporado de forma transversal al programa electoral de Valladolid Toma la Palabra en todos sus capítulos, es obligatorio hacer referencia a acciones concretas y medidas que sirvan para resolver, desde la administración local, las inequidades que en cuestión de género persisten en nuestra sociedad. 
  Y así se prevé apoyar a las iniciativas feministas que surjan de la ciudadanía en general y colectivos ya organizados, con especial atención a las vías de diálogo y cogestión ya abiertas. Poner en marcha las medidas de conciliación necesarias que faciliten la compatibilidad y corresponsabilidad de los cuidados con la actividad laboral. Dotar al Centro Municipal de Igualdad de una programación estable y coherente, así como de una atención acorde a las necesidades y expectativas de un espacio de tales características, y que contemple un servicio de información y atención en primera instancia a las víctimas de violencia de género en colaboración con las organizaciones sociales y el resto de administraciones --de justicia y policía--. 
  Se propone, además, evaluar el impacto de género de todas las políticas públicas municipales, empezando por el análisis desde esta perspectiva de los presupuestos municipales. 
  La puesta a disposición de las bibliotecas públicas de fondos que aseguren la igualdad atendiendo no sólo a esta temática sino promoviendo autoras, y libros con perspectiva de género, es otra de las medidas, así como promover activamente la redacción de una normativa estatal que vele por la dignidad integral de la mujer y asumir las responsabilidades que desde el ámbito competencial municipal se deriven de ella. 
  Además, proponen la puesta en marcha de programas culturales, educativos, de ocio y tiempo libre que trabajen por la eliminación de los estereotipos de género. Y la mejora de la visibilidad de la aportación de las mujeres al avance social, a través de su reconocimiento en nombres de calles o plazas. 


Las más vistas